Zonas francas. Para los importadores, serán mucho más que un depósito

La zona franca de Igaz√ļ Fuente: Archivo

La reforma del r√©gimen de zonas francas aumentar√° el atractivo de este mecanismo para los importadores. “Hay much√≠sima expectativa entre los usuarios -dice Gabriel Salom√≥n, socio gerente de Jidoka SRL, que opera el principal dep√≥sito de almacenaje en la zona franca La Plata-, porque reconoce el origen Mercosur cuando la mercader√≠a viene de una zona franca de un Estado parte”.

“Muchos de nuestros clientes no solo comercializan productos de extrazona, sino tambi√©n del Mercosur, y esa carga se perd√≠a porque el certificado de origen Mercosur tiene vencimiento”, a√Īade.

Una de las principales motivaciones de los usuarios de las zonas francas argentinas, dado el r√©gimen vigente desde 1994, es postergar el pago de la nacionalizaci√≥n de los productos importados hasta que son revendidos en el mercado interno. “Por el costo financiero, se hacen importaciones parciales y a medida que se van vendiendo, se van liberando. De esa manera, el impacto es menor que si se tiene que pagar todo junto”, explica Salom√≥n.

Otra situación recurrente es el envío de mercadería importada a una zona franca para ganar el tiempo necesario para la intervención de organismos de control (la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, por ejemplo) que deben autorizar el despacho a plaza.

En el caso de la mercader√≠a comprada a otros pa√≠ses de Mercosur esta operatoria estaba limitada por el vencimiento del certificado de origen, por lo que los importadores generalmente iban a dep√≥sitos fiscales donde las condiciones son otras. “En el dep√≥sito fiscal la permanencia y el fraccionamiento est√°n limitados; adem√°s, desde un dep√≥sito fiscal la venta requiere autorizaci√≥n previa de AFIP, algo que desde una zona franca no ocurre”, destaca. “A diferencia del dep√≥sito fiscal, la zona franca tiene un control aduanero simplificado, porque es como si estuviera en un tercer pa√≠s, entonces se puede hacer reetiquetado, reenvasado y cambios de enchufes”, contin√ļa Salom√≥n.

Con la modificaci√≥n que est√° reglamentando la AFIP, “basta con hacer una salida de mercader√≠a desde la zona franca antes del vencimiento para que se le extienda indefinidamente la vigencia del certificado de origen”.

A eso se agrega una importante diferencia en el costo de almacenaje: las tarifas en La Plata son 80% m√°s econ√≥micas que un dep√≥sito fiscal y 50% m√°s baratas que uno com√ļn. Tambi√©n es m√°s econ√≥mico que en la terminal portuaria, con tarifas planas en pesos.

Hay 16 zonas francas habilitadas en la Rep√ļblica Argentina. El a√Īo pasado se habilit√≥ la venta minorista de productos importados en la zona franca de R√≠o Gallegos, que abri√≥ sus puertas en agosto pasado y se suma a la de Puerto Iguaz√ļ en esta modalidad. La l√≥gica detr√°s de las zonas francas minoristas es captar algo del mercado de los tours de compras que se realizan hacia las zonas francas de los pa√≠ses vecinos.

La competencia se ha visto agravada √ļltimamente por la nueva ley de “lojas francas” promulgada en Brasil en 2012, que dio v√≠a libre a la instalaci√≥n de comercios minoristas libres de impuestos en localidades de frontera. Ya hay 26 municipios fronterizos brasile√Īos habilitados para instalar estos “duty free shops” de libre acceso, cada uno de ellos con una “ciudad gemela” en un pa√≠s vecino, como Foz do Igua√ßu, vecina de Puerto Iguaz√ļ; o Dionisio Cerqueira, unida por la frontera seca con la ciudad misionera Bernardo de Irigoyen.

Las demás zonas francas que funcionan en la Argentina son usadas por importadores casi exclusivamente como depósito temporario de mercaderías, excepto la de General Pico. En el predio de La Pampa, gracias a un régimen particular que permite el ingreso al país de lo producido, hay más actividades industriales e incluso de servicios informáticos, entre las cuales se registran exportaciones regulares de miel y silobolsa.

De esta manera, salvo el caso singular de General Pico y las exportaciones aisladas desde otras zonas francas, el r√©gimen vigente solo cumple a medias con los objetivos para los cuales las zonas francas fueron creadas, de acuerdo con la ley 24.331: “Impulsar el comercio y la actividad industrial exportadora”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!