Zidane trata de disculparse: «Es un amistoso»

Zinedine Zidane tuvo que tragarse el sapo de de explicar el ridículo hecho por su equipo en la gran cita futbolística del verano. «No entramos en el partido», «nos faltó intensidad», dijo en rueda de prensa el entrenador blanco, que añadió que su equipo perdía por dos goles en el minuto 8 y no supo reaccionar.

«Es una amistoso», dijo Zidane tratando de quitar hierro a la humillación. «Sabemos que nos metieron siete goles. No puede pasar. Pero eso también lo saben los jugadores, están decepcionados. No hay que darle más vueltas, es un partido de pretemporada, ellos han sido mejores en todo y ya está, no hay nada más que hablar».

La lamentable imagen que ha dejado el Real Madrid en su derbi americano no es motivo de preocupación para Zidane, aseguró el técnico. «No me preocupa, pero me duele», dijo. «Es un mal partido».

Muchos jugadores estuvieron lejos de su mejor versión. Pesos pesados como Ramos, Kroos, Modric o Marcelo naufragaron. Zidane mostró paciencia con ellos. «Los jugadores no están fallando. Estamos preparando la temporada y hay que ir tranquilo. Nos han faltado cosas esta noche, seguro», dijo el entrenador francés. «No podemos estar contentos, pero tengo un equipo que va a competir. Va a competir muy bien. Vamos a volver a casa, descansar y pensar en el 17 de agosto, en el comienzo de la Liga».

Zidane sabe que el resultado solo disparará el clamor entre la afición merengue por nuevos fichajes. Una vez más, no quiso hablar de eso y buscó restar importancia a la humillación -«ha sido un partido de pretemporada»- y explicar por qué el Atlético les vapuleó: «Para ellos no ha sido un amistoso».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!