Zamora y Pichichi, duelo por la Liga

El liderato de la Liga se pone en juego esta noche en el Metropolitano en un encuentro de extremos, en el que Atlético de Madrid y Barcelona tratarán de explotar sus virtudes y minimizar sus carencias, exponentes con un denominador común, el gol. Leo Messi contra Jan Oblak. Se presentan los rojiblancos ante su afición con la intención de prolongar sus buenas sensaciones tras su victoria ante el Athletic, mientras que los azulgranas afrontan el choque como una nueva oportunidad para poner fin a la irregularidad que está viviendo este año y enjuagarse el mal sabor de boca que dejó la inesperada derrota ante el Betis en el Camp Nou antes del parón por los compromisos de selecciones.

El Barcelona se aferra a la voracidad de Messi y Luis Suárez, que comparten la primera posición en la tabla de goleadores. Auténtico azote del Atlético, el argentino ya suma 28 tantos ante los rojiblancos y su sociedad con el uruguayo arroja un balance de 15 de las 22 dianas que el Barcelona le ha marcado al cuadro madrileño en las 14 ocasiones que se han enfrentado a lo largo de las últimas cinco temporadas. Resulta significativo que la dupla formada por Messi y Suárez, que suma 18 tantos este año en esta Liga, acumula más goles que todo el equipo de Simeone junto (16).

Una zaga blanda

Las virtudes del Barça en ataque se tornan en defectos cuando se mira hacia la defensa. Fragilidad es el adjetivo que define a una zaga que ha recibido 18 goles a estas alturas de campeonato, la peor racha en las últimas dos décadas. Haría falta remontarse 40 años para encontrar esa cantidad de goles en contra de los azulgranas en la jornada 12, una cifra que contrasta con la firmada la pasada temporada. Ernesto Valverde logró el doblete basando su juego en una solidez defensiva (solo concedió cuatro goles a estas alturas del curso) que ahora no termina de aparecer. Alarmas encendidas ante comparaciones peligrosas. Solo Levante (19), Athletic (19), Celta (20), Rayo (20) y Huesca (20) tienen más goles en contra que el Barcelona.

«Nos están haciendo más goles. De la misma manera que hay partidos en los que no concedemos mucho, hay otros en los que nos hacen daño. Es algo que tenemos que mejorar. El año pasado hubo muchos partidos en los que no encajamos. Se nos fue al final, cuando ya habíamos ganado la Liga», reconoce Valverde, que debe resolver el regreso de Umtiti, recuperado de su lesión y molesto por su suplencia ante el Betis. «Intentaré gestionarlo de la mejor manera. Lejos de ser un problema, es una solución», sale al quite el preparador.

Y de nuevo, el defecto azulgrana se convierte en la virtud de los madrileños, que han visto cómo los rivales solo han perforado su portería en ocho ocasiones, lo que aposenta a Jan Oblak como uno de los mejores porteros de la Liga y del mundo. El esloveno persigue esta temporada su cuarto Trofeo Zamora consecutivo, un reto mayúsculo para un guardameta que sigue sin desvelar su futuro. Pero el Atlético comparecerá hoy en el Metropolitano con numerosas bajas en defensa, aunque Valverde no cree que presente fisuras. «Es verdad que jugadores como Giménez o Godín son importantes, pero Savic es un futbolista que habitualmente participa y Lucas también. Son jugadores que son bastante seguros, que juegan muchos partidos. Reconociendo el nivel de las ausencias, creo que los que saldrán tienen un nivel suficiente para hacerlo bien. Además, ellos son un equipo muy competitivo, con un centro del campo versátil y con futbolistas de diferentes características. No creo que esas bajas, aunque importantes, se vayan a notar», apunta el técnico azulgrana.

Pero las ausencias de Giménez y Godín no son las únicas en la zaga rojiblanca, en la que esta noche tampoco estará Juanfran por lesión. Simeone, que además de Savic y Lucas también recupera a Koke y Lemar, no cae en lamentos antes de un partido en el que el liderato estará en juego: «Sobre 18 jugadores de campo que tenemos (20 con los dos porteros), tenemos tres afuera, tenemos quince, juegan once… vamos bien».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!