Zamora, referente de la educación de calle

La educaci√≥n de calle se ha configurado en los √ļltimos a√Īos como una forma efectiva y no institucionalizada de transmitir valores y ayudar a adolescentes y j√≥venes que atraviesan por determinados problemas, viven un momento delicado, como es la adolescencia, o est√°n en riesgo de exclusi√≥n. Aunque este tipo de programas existen desde finales de los a√Īos sesenta, han cobrado fuerza en las √ļltimas d√©cadas y un ejemplo de ello es Zamora, donde el Ayuntamiento desarrolla iniciativas de este tipo desde principios de siglo en colaboraci√≥n con los Menesianos y Cruz Roja. La coordinaci√≥n entre todas las entidades que intervienen en la educaci√≥n de calle y con otros recursos educativos y sociales es la que ha hecho que Zamora se haya convertido en un referente en Espa√Īa en la coordinaci√≥n de este tipo de programas y ello anim√≥ a celebrar en esta ciudad el primer Congreso Nacional de Educaci√≥n de Calle.

Este primer congreso nacional, desarrollado del 23 al 25 de octubre en el campus universitario Viriato de Zamora, congregó a unos 350 congresistas entre profesionales llegados de distintos puntos del país y estudiantes de Educación Social. El simposio analizó el pasado, presente y futuro de la educación de calle con ponentes tan mediáticos como la monja y escritora sor Lucía Caram o el educador de Granada Rubén Jiménez.

Contra el ¬ęc√≠rculo de la pobreza¬Ľ

As√≠, Luc√≠a Caram expuso el proyecto social ¬ęInvulnerables¬Ľ, con el que busca ¬ęromper con el c√≠rculo de la pobreza hereditaria¬Ľ que hace que los ni√Īos nacidos en familias pobres tengan m√°s posibilidades de ser pobres de adultos. Para ello, en trece localidades catalanas el equipo de sor Luc√≠a Caram aborda con los peque√Īos y sus familias cuestiones como la salud, la educaci√≥n o el tiempo libre, con el deporte como herramienta de transformaci√≥n social. Este programa, uno de los puestos como ejemplo en el congreso, ha llegado ya a un millar de personas vulnerables.

Por su parte, el educador Rubén Jiménez explicó el proyecto desarrollado en Granada, centrado en trabajar por una parte con los alumnos expulsados de clase por primera vez para evitar que sean reincidentes, y por otra con alumnas adolescentes embarazadas. También subrayó el trabajo que hacen los educadores de calle no sólo al intervenir con personas sino también a la hora de ayudar a transformar el barrio en el que residen.

Sobre ese √ļltimo aspecto, otro de los ponentes, Crist√≥bal Ruiz, explic√≥ la intervenci√≥n en el barrio malague√Īo de Los Asperones, una zona aislada junto al cementerio y un vertedero donde se construyeron infraviviendas provisionales que ya llevan treinta a√Īos.

Barrios gueto

Este tipo de barrios, que recuerdan a otros como Las tres mil viviendas de Sevilla o la Ca√Īada Real de Madrid, deben ser transformados porque se han convertido en guetos de los que resulta muy dif√≠cil salir.

En el caso malague√Īo, la intervenci√≥n de los educadores de calle ha permitido que medio centenar de personas se sacaran el graduado en ESO, cuando antes apenas hab√≠a alumnos que superaran esa etapa escolar.

En la ciudad anfitriona del congreso, los programas de educación de calle han sido la vía para crear un grupo de teatro y otras iniciativas que han contribuido a la mejora estética de la ciudad de Zamora, como la decoración con dibujos y grafitis de escaleras, alcantarillas o muros o el serigrafiado de poemas en pasos de cebra.

Desde el √°rea de Bienestar Social del Ayuntamiento de Zamora, el psic√≥logo √ďscar Alonso explic√≥ que los educadores de calle aprovechan los espacios abiertos en los que se desarrolla la socializaci√≥n entre iguales para trabajar con ellos desde un enfoque de entretenimiento preventivo y fomentar un desarrollo integral del adolescente en esta ciudad de Castilla y Le√≥n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!