YoMo, el Mobile vuelve a la escuela

Como si fuese la clase más divertida de ciencia, tecnología, arte, ingeniería y matemáticas para miles de niños y niñas de Cataluña y alrededores, el Youth Mobile Festival (YoMo) abrió el martes sus puertas por tercer año consecutivo como evento del Mobile World Congress, en colaboración con el Mobile World Capital y el Ayuntamiento de l’Hospitalet. Si el 4 Years From Now está dirigido a las empresas emergentes (startups), el YoMo viene a ser como la versión infantil del MWC, un intento de que los más pequeños se acerquen e interesen por la tecnología de una forma sana y pedagógica.

A primera hora de la mañana ya se podía oír el murmullo de cientos de niños en torno al recinto del evento; La Farga de l’Hospitalet. Venían organizados en excursiones escolares desde todas las zonas de Cataluña, e incluso desde centros de Aragón y la Comunidad Valenciana. Son algunos de los 22.000 estudiantes y 3.000 educadores provenientes de más de 340 colegios que se esperan hasta el sábado, cuando cierra sus puertas.

Dentro del recinto encontramos decenas de puestos relacionados con las siglas STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas), que es en lo que se centra el festival. Para los niños es como un parque de atracciones científico-artístico; corren y hacen cola para probar todos los experimentos y talleres que se ofrecen. Los más populares son los de robótica, donde los estudiantes pueden construír y volar sus propios drones, o montar un robot creando las piezas para luego combatir con los de sus amigos. Todo el evento es como un escaparate del futuro, donde los niños hablan entre ellos de sus talleres favoritos, hacen cola emocionados o dibujan en las escaleras cosas que les inspiran.

«Incentivados por la ciencia»

La mayoría de universidades de Cataluña, como la UB, UAB, UPC o la UdG aprovechan para presentar sus proyectos y grados universitarios a los niños y niñas que seguramente estudiarán en estas instituciones en el futuro. Algunas empresas como Samsung –que ha incrementado de manera notable su presencia en el evento– o Telefónica montan también sus talleres en la feria, atrayendo a muchísimos inquietos que juegan moviendo robots desde un «smartwatch» o utilizando las muy demandadas gafas virtuales.

«El objetivo fundamental es crear una experiencia para los niños y niñas en la que se sientan incentivados por las actividades científico-tecnológicas, que lo vean como elementos interesantes, una experiencia inmersiva de ver y tocar», cuenta Albert Forn, Director del programa MSchools de GSMA a ABC en una entrevista. Otro de los objetivos principales del festival es reducir la brecha de género que existe especialmente en los sectores científicos y tecnológicos. Para ello hay talleres y conferencias específicas, como el Spark Girls o Tech4Girls. Este año asistirán más niñas que niños (52%) en una edición en constante crecimiento e innovación que lucha por incentivar a las estudiantes. «Tenemos un problema en España y es que nos faltan profesionales de ciencia y tecnología, especialemente mujeres, que son solo un 15% en TICs», relata Albert Forn a este periódico.

En definitiva, el evento ayuda a plantar la semilla del interés por la ciencia y la tecnología en los pequeños que visitan la feria, con esperanza de que el día de mañana transformen estos juegos en su profesión.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!