Y Ramos cabeceó el gol que cambió la historia

Guardar

Las fechas para la historia concuerdan en el éxito del mejor equipo del mundo, así reconocido por todos los sectores y continentes del planeta. Hoy se celebran dos triunfos legendarios del Real Madrid.

El 24 de mayo del a√Īo 2.000 fue el Real Madrid de Vicente del Bosque el que se adjudic√≥ la Champions frente al Valencia en el estadio de Francia, la primera con dos clubes espa√Īoles.

Sucedi√≥ en la ciudad de la luz, en Par√≠s, con tantos de Morientes McManaman y Ra√ļl. El magn√≠fico comportamiento de valencianistas y madridistas fue comentado por la UEFA y por todo el mundo.

De Morientes a Ramos, de Par√≠s a Lisboa, del a√Īo 2000 al a√Īo 2014, fueron dos 24 de mayo para la leyenda del club, dos finales entre clubes espa√Īoles ganadas por el Real Madrid con un comportamiento ejemplar de las aficiones en ambas finales, elogiadas en todo el mundo

Catorce a√Īos m√°s tarde, el 24 de mayo de 2014, otra final espa√Īola, esta vez entre los dos clubes de la capital de Espa√Īa, tambi√©n fue ganada por el conjunto blanco. ABC les cuenta las dos finales. Misma fecha, misma hora, mismo campe√≥n.

El gol de Ramos en Lisboa escribi√≥ la nueva historia de leyenda del Real Madrid en esta d√©cada. Era el nacimiento de la moderna √©pica que emula la generada por Di St√©fano, Gento, Puskas, Santamaria, Mu√Īoz y tantas otras figuras en los a√Īos cincuenta y sesenta. Sede, Lisboa. Hora, las 22.51. En ese minuto, Ramos cabece√≥ el tanto del empate, en el minuto 93, que provoc√≥ la pr√≥rroga y el 4-1 definitivo para el cuadro de Ancelotti.

La victoria tuvo un gran significado real, psicol√≥gico y emocional. El Real Madrid consolidaba su reinado continental con su mandato en espa√Īa y en la capital de la naci√≥n. Si hubiera ganado el Atl√©tico, el dominio del f√ļtbol espa√Īol y madrile√Īo tambi√©n habr√≠a pasado a pies de los rojiblancos, que habr√≠an manifestado ese cambio como una revoluci√≥n mundial en el f√ļtbol.

Ramos devolvi√≥ al reino al Real Madrid, ese trono no conquistado desde el a√Īo 2002, cuando Zidane fue la estrella en el c√©sped, y fren√≥ el asalto al poder del Atl√©tico.

Luka Modric, centrocampista del Real Madrid, subrayaba entonces la importancia del √©xito: ¬ęes el gran recuerdo, el mejor. Cuando todo parec√≠a perdido, lleg√≥ el gol de Ramos. Siempre perseguimos ese gol, pero no llegaba y los minutos pasaban. Saqu√© desde la esquina buscando ese remate y Sergio acert√≥. Cuando Sergio Ramos marc√≥ (el 1-1 en el minuto 93) sab√≠a que √≠bamos a ganar en la pr√≥rroga. Una noche incre√≠ble, inolvidable en nuestras vidas. Carlo Ancelotti es un gran entrenador, aporta tranquilidad y gran experiencia. Todo eso se lo transmite a sus jugadores y aprovechamos su idea y su experiencia¬Ľ.

Fue un partido de vértigo. Xabi Alonso, en la grada por sanción, no paró de correr por el pasillo de su tribuna cuando Ramos cabeceó el 1-1 al filo de lo imposible. Noches como la vivida en Lisboa el 24 de mayo de 2014 son las que han hecho del Real Madrid el mejor club del siglo XX. Noches como es le han hecho el mayor ganador de Champions también en el silo XXI. Noches como la lisboeta le han convertido en el club más laureado. Con la décima regresaba a la leyenda.

Doce a√Īos despu√©s del gol de Zidane en Glasgow, que paraliz√≥ el tiempo con su volea imposible en Glasgow, el conjunto blanco volv√≠a a reinar. La forma en la que se gan√≥ resume a la perfecci√≥n la grandeza del Real Madrid. En primer lugar, por c√≥mo se labr√≥ el pase a la final, con una trayectoria impoluta en la que destacan esas dos noches legendarias en Gelsenkirchen y M√ļnich. Tambi√©n por el desarrollo del partido, en el que afloraron las virtudes hist√≥ricas de entrega y lucha hasta el final. Y, todo ello, culminado con una celebraci√≥n universal de todo el madridismo.

Cuando el Real Madrid está en el campo no hay nada imposible. Y en la final de Lisboa se volvió a demostrar. Los hombres de Ancelotti fueron superiores, aunque la mala suerte, en un error que permitió el gol de Godín, les llevó hasta el minuto 92 con la desventaja en el marcador. Todos se temían ya lo peor. Pero la garra y la épica que caracterizan a este club aparecieron encarnadas en el gol de cabeza de Sergio Ramos. Luego, en la prórroga, Bale, Marcelo y Cristiano certificaron la corona madridista.

MILLONES DE AFICIONADOS LO CELEBRARON EN EL MUNDO

¬ęHa sido una fiesta mundial, nunca hab√≠a visto lo que vi tras ganar la d√©cima Champions, el Real Madrid empieza a ser una religi√≥n mundial¬Ľ, se√Īal√≥ Ancelotti. Y no se equivocaba, porque el t√≠tulo m√°s esperado se celebr√≥ por todo lo alto. Los seguidores que se desplazaron a Lisboa, los que lo vivieron en las pantallas del Bernab√©u, los que abarrotaron Cibeles, los que vivieron la fiesta en el estadio. Pero tambi√©n los aficionados que disfrutaron desde cualquier rinc√≥n del mundo. La d√©cima era, como dec√≠a Ramos, ¬ęde todos los madridistas¬Ľ. Un t√≠tulo que se ha gestado dentro de un vestuario en el que se respiraba un ambiente especial cada vez que se jugaba un partido de Champions. ¬ęLa espera ha merecido la pena¬Ľ, se√Īal√≥ Casillas.

LAS CR√ďNICAS DE LAS DOS FINALES DEL 24 DE MAYO

Palabras, si se dan cuenta, que tambi√©n se expresaron en Par√≠s hace 20 a√Īos, un 24 de mayo. Aqu√≠ les contamos las cr√≥nicas y les dejamos las fichas para el recuerdo de ambas finales inolvidables.

Real Madrid, 3; Valencia, 0 (24 de mayo 2000)

El Real Madrid derrot√≥ al Valencia en la final disputada en Par√≠s. El 24 de mayo de 2000, el estadio de Saint Denis acogi√≥ la primera final espa√Īola en la Copa de Europa. El Real Madrid venci√≥ al Valencia con un brillante encuentro, en el que se adelant√≥ antes del descanso con un gol de cabeza de Morientes. McManaman, con un acrob√°tico remate, y Ra√ļl, que hizo su d√©cimo tanto en esta edici√≥n, permitieron a los blancos volver de la capital francesa con la Octava.

En el camino hacia el t√≠tulo, los madridistas se enfrentaron al Oporto, Olympiacos y Molde en la primera Fase de Grupos, y al Bayern M√ļnich, Dinamo Kiev y Rosenborg en la segunda. En las eliminatorias destac√≥ la disputada ante el Manchester United en cuartos de final.

En ella, los blancos hicieron un gran encuentro en Old Trafford y Redondo protagoniz√≥ una hist√≥rica jugada al regatear con un taconazo y asistir despu√©s a Ra√ļl. En las semifinales frente al Bayern, Anelka fue clave al marcar tanto en la ida como en la vuelta.

París, por tercera vez. Fue la tercera ocasión en la que los madridistas jugaron una final de la Copa de Europa en esta ciudad, ya que allí se ganó la primera edición ante el Stade de Reims, y en 1981 se perdió frente al Liverpool.

FICHA T√ČCNICA DEL 3-0

Real Madrid: Casillas, M√≠chel Salgado (Hierro, 85), Iv√°n Campo, Iv√°n Helguera, Karanka, Roberto Carlos, McManaman, Redondo, Ra√ļl, Anelka (Sanch√≠s, 80) y Morientes (Savio, 72).

Valencia: Ca√Īizares, Angloma, Djukic, Pellegrino, Gerardo (Ilie, 69‚Äô), Mendieta, Farin√≥s, Gerard, Kily Gonz√°lez, Angulo y C. L√≥pez.

Goles: 1-0 (min. 38): Morientes. 2-0 (min. 66): McManaman. 3-0 (min. 74): Ra√ļl.

√Ārbitro: Stefano Braschi (Italia). Estadio: Saint Denis (Par√≠s).

Real Madrid, 4; Atlético, 0 (24 de mayo 2014)

Fue una victoria que marc√≥ el nacimiento de la nueva era del Real Madrid, cuatro Champions en cinco a√Īos, tres de ellas consecutivas. El nuevo imperio del viejo campe√≥n de siempre. Ramos, Bale, Marcelo y Ronaldo marcaron ante el Atl√©tico los goles de una cita, la de Lisboa, que revolucion√≥ mentalmente al club blanco para creer en su calidad como capaz de ganar a cualquiera y para acabar con la obsesi√≥n de doce a√Īos sin una final.u.

Sergio Ramos fue el gran protagonista de la final. El defensa puso su nombre en la historia del madridismo con un gol de cabeza en el minuto 93, que mandó el partido a la prórroga. En el tiempo extra, los blancos terminaron de dar la vuelta al marcador con los goles de Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo.

Fue la segunda final espa√Īola en la historia de la Copa de Europa y, como sucedi√≥ ante el Valencia catorce a√Īos antes, otro 24 de mayo, la victoria fue madridista. El triunfo en la d√©cima, en Portugal, supuso tambi√©n el inicio de ese nuevo ciclo glorioso en la competici√≥n, con cuatro t√≠tulos en cinco ediciones.

Antes de la final de Lisboa, el Galatasaray, Juventus y Copenhague fueron los rivales en la Fase de Grupos. En las eliminatorias hubo que viajar tres veces a Alemania para superar al Schalke (octavos), Borussia Dortmund (cuartos) y Bayern M√ļnich (semifinales).

Cristiano Ronaldo estableció el récord goleador en una edición de la Champions con 17 tantos.

FICHA T√ČCNICA DEL 4-1

Real Madrid: Casillas, Carvajal, Ramos, Varane, Coentrão (Marcelo, 59), Khedira (Isco, 59), Di María, Modric, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, 79).

Atl√©tico: Courtois, Juanfran, Miranda, God√≠n, Filipe Luis (Alderweireld, 83), Ra√ļl Garc√≠a (Sosa, 66), Gabi, Tiago, Koke, Villa y Diego Costa (Adri√°n, 10).

Goles: 0-1 (min. 36): Godín. 1-1 (min. 93): Sergio Ramos. 2-1 (min. 110): Bale.3-1 (min. 118): Marcelo. 4-1 (min. 120): Cristiano Ronaldo, de penalti.

√Ārbitro: Bj√∂rn Kuipers (Pa√≠ses Bajos). Estadio: Do Sport Lisboa e Benfica (Lisboa).

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!