¿Y ahora qué?

Guardar

Lo único serio que intentaron fue tomar el aeropuerto y no lo intentaron en serio. Luego los espectáculos de humo y piedras fueron y serán redundantes, y la Policía estuvo magnífica en su labor de contención, ganando la batalla de la propaganda, que es como se empiezan a ganar las demás batallas. Ni la declaración de independencia fue en serio –acierta el juez Marchena en su sentencia– ni los incendios de estos días han pretendido nada más que ver arder las cosas.

¿Y ahora qué?, se preguntan, inquietas, las personas de buena voluntad. Carlos Herrera se lo preguntaba ayer en su tertulia, y es una pregunta razonable. La respuesta no es tan deslumbrante como muchos querrían pero es que

Salvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!