Ximo Puig presume de la estabilidad de la Comunidad Valenciana y pide «estar unidos» para crear empleo

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto renovar el contrato social valenciano con la meta de la creación de empleo, igualdad de oportunidades y la democracia, un objetivo para el que ha reclamado desechar enfrentamientos y apostar por el “trabajo común” y “estar unidos”.

En su último discurso de Fin de Año como jefe del Ejecutivo valenciano en esta legislatura, Puig ha afirmado que 2019 será “un año decisivo” en el que la Comunitat Valenciana contará con la “gran oportunidad” de convertirse en “una de las regiones innovadoras, prósperas y dinámicas de Europa”.

“Sin fantasías, sin estridencias y sin atajos. Alcanzar estas metas está en nuestras manos”, ha sostenido el president, que ha expresado su “absoluta confianza en la capacidad del pueblo valenciano” para lograrlo.

En una grabación registrada hace unos días en su despacho, Ximo Puig ha trasladado a los ciudadanos que es “consciente” de que son “aún muchas” las personas que pasan por serias dificultades, no encuentran trabajo y les cuesta llegar a fin de mes.

A todas ellas ha dirigido sus primeras palabras, que “son de ánimo y de apoyo”, y ha considerado que la Generalitat responde a “una sociedad solidaria y trabaja para ayudarles”.

Año de aniversarios

En su alocución, el jefe del Consell ha recordado que este año coincide el 600 aniversario de la Generalitat con la celebración de los 40 años de la Constitución, y ha destacado el “simbolismo de esta coincidencia”.

Se ha referido a la Generalitat como “institución que a lo largo de la historia ha expresado” su voluntad “de autogobierno” y a la Constitución como “acuerdo por la convivencia que ha propiciado una sociedad moderna, ilustrada, comprometida con los valores de la libertad, la igualdad y el pluralismo político”.

Identidad valenciana integradora y valores democráticos. Son las credenciales de lo mejor que somos”, ha subrayado, y ha aseverado que, “con esa fuerza compartida”, se ha “recuperado el respeto en España y el respeto por nosotros mismos”.

“Era urgente levantar la hipoteca reputacional, desterrar la corrupción y la crispación. Y, ahora, la sociedad valenciana es un espacio de honradez, diálogo y estabilidad. La estabilidad como un activo que, frente a lo que ocurre por desgracia en otros territorios, nos convierte en referencia”, ha dicho.

Entre las metas alcanzadas en ese marco de estabilidad, ha citado la aprobación, hace una semana en Les Corts, de los Presupuestos de la Generalitat “por cuarta vez en tiempo y forma”, algo que “sólo tres Comunidades han hecho”.

Puig ha celebrado que, además, las cuentas para 2019 hayan salido adelante en “un clima de entendimiento y fraternidad: ¿Es posible entender la política como discrepancia y acuerdo sin crispación? Yo creo que sí”, ha compartido, y ha agradecido a los partidos políticos convertirse en “ejemplo de concordia”.

Fin de copagos y recuperar la sanidad universal

Por otro lado, ha aplaudido la política desarrollada en la Comunitat haya propiciado acabar con los copagos, recuperar la sanidad universal y financiar tratamientos para los enfermos de hepatitis C o que, por primera vez, los libros de texto sean gratuitos.

“Además, en estos años nuestra economía ha despegado y creado más de 200.000 empleos en un contexto de seguridad jurídica y concertación entre empresarios y sindicatos”, ha defendido Puig, que se ha dirigido a los valencianos de pie y vestido con traje y corbata azul marino.

Pese a los logros conseguidos en 2018, para el máximo responsable de la Generalitat “aún queda mucho por hacer”, y se ha referido, entre otros, a que “demasiados jóvenes no tienen las oportunidades que se merecen” y también “surge la incertidumbre” en sectores como el citrícola o la automoción.

“Ante estas incertidumbres, no tengan duda: El Consell estará donde tiene que estar, a su lado, independientemente de cualquier otra consideración”, ha manifestado.

Del mismo modo, se ha comprometido a trabajar en “cuestiones irrenunciables” como el cambio del modelo de financiación o las inversiones justas del Estado.

No obstante, cree que la Comunitat “está todavía lejos de donde queremos llegar”, aunque ha expresado su confianza las ideas, proyectos, ilusiones, talento, compromiso, esfuerzo y creatividad” del pueblo valenciano.

Por otra parte, Ximo Puig ha advertido de que “es fácil caer en la tentación de acudir a respuestas tan simples como equivocadas que menosprecian nuestra autonomía política o desdeñan el feminismo”, y se ha referido al “terrorismo machista” como “el gran combate social de nuestro tiempo”.

El president de la Generalitat ha considerado que la solución a los problemas de la Comunitat Valenciana no vendrá del enfrentamiento “ni de buscar culpables” sino que nacerá “del esfuerzo, del trabajo común, de estar unidos”.

“Hablemos con personas que no piensan como nosotros, utilicemos la redes sociales como lugar de encuentro plural y no como trincheras de la intolerancia, contrastemos la información, reivindiquemos la duda”, ha propuesto.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!