Wanda Nara pone el Calcio en pie de guerra

El culebr√≥n que apasiona a los italianos desde hace semanas no es una ficci√≥n, sino las peripecias de los argentinos Mauro Icardi (26 a√Īos), delantero del Inter de Mil√°n, y su mujer y representante, la siempre pol√©mica Wanda Nara (33). La pelea del matrimonio con el centenario club de f√ļtbol ha provocado un aut√©ntico terremoto. Wanda es una mujer de armas tomar y tiene en vilo a los jugadores del Inter, los directivos, los tifosi, los periodistas y, por supuesto, a su propio marido.

REUTERS
REUTERS

Wanda Nara, exmujer de otro jugador argentino, Maxi L√≥pez, con el que tiene tres hijos, se cas√≥ en 2014 con Icardi, quien, por su parte, fue compa√Īero de L√≥pez en la Sampdoria. Tienen dos hijas. Como agente del delantero, Wanda discute contratos y tiene una presencia constante en Instagram, con casi cinco millones de seguidores, a los que ¬ęregala¬Ľ im√°genes picantes con sus minibiquinis y grandes escotes. Incluso se atreve a posar en plan sexy ante la camiseta ¬ęinterista¬Ľ de Icardi.

La exuberante argentina interviene de forma fija en el programa televisivo ¬ęTiki Taka¬Ľ, est√° muy presente en las cr√≥nicas de sociedad, jam√°s se oculta y no obedece a las reglas cl√°sicas del f√ļtbol, que prefieren ver a la mujer en la cocina, seg√ļn confiesan abiertamente algunos jugadores y entrenadores. ¬ę¬°Vete a cocinar!¬Ľ, le espet√≥ el sueco Ibrahimovich a Vera Spadini, reportera de Sky, cuando le pregunt√≥ por un presunto enfrentamiento con el t√©cnico Massimiliano Allegri.

Su poderío

La argentina hace ostentaci√≥n de su poder√≠o, besa y abraza a su Mauro ante las c√°maras al terminar el partido, le consuela y le asegura lograr aumentar su contrato, que termina en dos a√Īos, en un 50 por 100: desde los 5 que cobra actualmente a 10 millones de euros, porque ¬ęsu¬Ľ jugador merece mucho m√°s de los 7,5 millones que le propone el club. ¬ęGracias a m√≠, Mauro aument√≥ sus contratos en un 85 por 100¬Ľ, alardea Wanda. En el tira y afloja con el Inter, la argentina se pronuncia abiertamente sobre la renovaci√≥n del marido, desaf√≠a a los directivos e incluso critica a los jugadores del Inter por no pasarle buenos balones a su Maurito, hasta el punto de escribir en Twitter esta semana: ¬ę¬ŅRenovaci√≥n de Icardi? Prefiero que llegue (al Inter) uno que le haga cinco buenas asistencias¬Ľ. A los dirigentes del club se le sha agotado la paciencia y han adoptado una decisi√≥n dr√°stica: quitarle el brazalete de capit√°n a Icardi.

La Yoko Ono del balompié

Ha estallado as√≠ el ¬ęcaso Icardi¬Ľ, con una dimensi√≥n social sin precedentes en el Calcio. Muchos ven a Wanda como una especie de bruja y la definen como la ¬ęYoko Ono del Inter¬Ľ, evocando a la mujer de John Lennon por su decisiva influencia en el devenir del cantante y de los Beatles.

ABC
ABC

La actitud de la esposa de Icardi ha abierto una revoluci√≥n en el mundo del f√ļtbol, y as√≠ se ha reflejado con una gran pol√©mica y debate en todos los peri√≥dicos y furibundas discusiones en programas de televisi√≥n. Por ejemplo, el exinternacional del Milan Alessandro Costacurta, casado con la fascinante exmodelo y actriz Martina Colombari, lleg√≥ a pronunciar con gran vehemencia esta infeliz frase en Sky: ¬ęSi mi mujer hubiera dicho las cosas de Wanda metiendo en medio a mis compa√Īeros, yo la echo de casa¬Ľ. Costacurta se dio cuenta al d√≠a siguiente de su grave equivocaci√≥n y rectific√≥ en una entrevista. Otro exinternacional, Fulvio Collovati, campe√≥n del mundo en 1982, sentenci√≥: ¬ęCuando oigo a una mujer hablar de t√°ctica en el f√ļtbol, se me revuelve el est√≥mago¬Ľ. Collovati, comentarista fijo de la RAI, ha sido suspendido durante dos semanas por la televisi√≥n italiana. La ira de algunos tifosi contra Wanda se ha traducido en mensajes amenazantes y a la agresi√≥n de un alocado que le tir√≥ una piedra contra un cristal de su coche cuando llevaba a uno de sus cinco hijos a jugar al f√ļtbol.

Muchas son tambi√©n las voces que se han alzado para defender a Wanda Nara por su coraje para combatir el patriarcado en el f√ļtbol, donde, por cierto existen excelentes periodistas deportivas amadas por el p√ļblico, como Ilaria D‚ÄôAmico, la mujer del portero internacional Gigi Buffon. ¬ęEl problema es la cultura. Pero lo que ha dicho Fulvio Collovati lo piensa el 90 % de los italianos. Los hombres sufren con las mujeres al mando y tampoco soportan que tengan capacidades para hablar de f√ļtbol¬Ľ, afirma Alba Parieti, exactriz y presentadora televisiva.

Tres cosas a la vez

El culebr√≥n continuar√°. Ayer mismo, ¬ęIl Corriere della Sera¬Ľ se hac√≠a eco de la declaraci√≥n del escritor y periodista Giancarlo Dotto, quien, parafraseando al poeta y novelista Charles Bukowsky, dijo: ¬ęDios cre√≥ a la mujer extendida en la cama‚Ķ¬Ľ. Le respondi√≥ la actriz Claudia Gerini, apasionada seguidora de la Roma: ¬ęDecidle a Giancarlo Dotto que las mujeres son capaces hoy de hacer tres cosas a la vez: hablar de f√ļtbol, revisar el balance de una empresa y hacer el amor, incluso en vertical¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!