vuelve el eterno debate que nunca cristaliza

Manido desde hace tiempo y como un Guadiana que de vez en cuando vuelve a salir a la luz. Así es la cuestión de la limitación o supresión de los aforamientos a los políticos en Castilla y León, un «privilegio» que hace que deban ser juzgados por un tribunal superior sin pasar por las instancias inferiores a las que sí se someten el resto de ciudadanos. Y con las urnas a la vista en ocho meses, el PSOE ha vuelto a desempolvar la iniciativa. Si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba ayer de manera difusa su pretensión de una reforma exprés de la Constitución para limitar los aforamientos a nivel nacional, el secretario regional de los socialistas, Luis Tudanca, recordaba la propuesta enviada la semana pasada a los grupos en las Cortes de Castilla y León para eliminar los de los del Gobierno y procuradores autonómicos.

Una iniciativa que no es nueva y que lleva coleando años, aunque por el momento no ha logrado salir adelante, pese a la voluntad de todos los partidos de llevarla a efecto, aunque con unos matices que han impedido hasta ahora el entendimiento. Aunque ya antes hubo alguna propuesta, fue con el arranque en 2015 de la nueva legislatura cuando el asunto cogió cuerpo. De nuevo todos parecen coincidir en su voluntad de poner coto a los aforamientos, aunque otra vez pequeñas diferencias marcan sus posturas.

Desde el PP -grupo mayoritario, con 42 de los 84 procuradores- se muestran dispuestos a «hablar de todo» y ver «hasta dónde puede llegar» esa limitación, pero consideran que «no tiene sentido» abordar ahora una reforma del Estatuto de Autonomía -que es donde están recogidos- cuando en paralelo Sánchez ha planteado una de la Constitución sobre este asunto. «Lógicamente, lo que se haga a nivel nacional se debe hacer en Castilla y León», señaló a ABC el portavoz parlamentario del PP, Raúl de la Hoz. Incide en que «no tiene sentido» que haya diferencias en la situación en función de la comunidad, por lo que aboga por afrontar un debate nacional de modo que el trato sea igual para los parlamentarios independientemente de la Cámara en la que se sienten y ocurra lo mismo con los Ejecutivos, sin distingos entre el nacional y los diferentes autonómicos.

«Que se aclare primero el PSOE», señaló De la Hoz, quien se mostró seguro de que finalmente la propuesta socialista coincidirá con su planteamiento inicial de eliminarlo para sus señorías. Además, el portavoz del PP lamentó que el PSOE airee de nuevo ahora este asunto después de que en febrero rechazase la propuesta de los populares y Ciudadanos -también se encontró en contra con Podemos- para la eliminación de los aforamientos a los procuradores, que ambos grupos habían pactado llevar adelante siempre que hubiera consenso. Además, recordó que era uno de los puntos acordados por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y los grupos al inicio de la legislatura, pero después «se olvidaron de la reforma».

Poco tiempo

La propuesta del PSOE enviada los grupos plantea un cambio en el Estatuto de Autonomía en este sentido -también para fijar un llamado suelo de gasto social de 12 de los recursos- con la que plantea eliminar los aforamientos en Castilla y León tanto de los procuradores como de los miembros del Gobierno regional.

Desde el resto de grupos, en principio, también están a favor de esa eliminación, aunque afearon a Tudanca que lo pida al final de la legislatura -el grupo de trabajo formado en las Cortes lleva meses sin reunirse ni avanzar-. Desde Ciudadanos, su portavoz en las Cortes, Luis Fuentes, recordó que el PSOE «se ha visto forzado a cambiar de criterio tras haber bloqueado la eliminación de aforamientos en diferentes comunidades», incluida Castilla y León.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!