Vox en Galicia

Desde que los andaluces decidieron concederle doce diputados a Vox no hay conversación política en la que no se plantee si un resultado así podría darse en nuestra Comunidad. ¿Hay sitio aquí para una opción a la derecha del Partido Popular?

La respuesta no es fácil porque el mundo político es volátil, los medios tradicionales tienen cada vez menos influencia y el electorado no deja nunca de sorprendernos. Basta que parezca que va a ocurrir una cosa para que pase la contraria.

Con todas las cautelas posibles, por lo tanto, lo que sí podemos decir es que la situación del centro-derecha en Galicia poco tiene que ver con la de Andalucía, Valencia o Madrid. El sueño de Manuel Fraga de un partido transversal que uniese a conservadores, liberales, centralistas y autonomistas no le podía haber salido mejor, y no sólo eso sino que Núñez Feijóo lejos de apostar por echar a los que no están satisfechos 100% con la ideología popular les ha tendido puentes para lograr un mínimo común denominador. Haber descontentos hailos, pero no parece que tengan tanta entidad para amenazar la hegemonía de los de la gaviota azul.

La derecha en Galicia está fuerte, y si no que se lo pregunten a Ciudadanos, que intentó meter la cabeza en las últimas autonómicas y salió trasquilado. Cierto es que la opción de Vox es menos ambigua que la de los de Albert Rivera y que hay una parte del electorado descontenta con el devenir del estado autonómico, que considera que en Cataluña hace falta más mano dura o que una parte de los problemas del país está en la falta de control de las fronteras… pero ninguna de esas cuestiones son centrales en la realidad de Galicia. La nuestra siempre ha sido una comunidad razonable —incluso cuando gobernó la izquierda— y además el carácter del gallego nos hace huir de los extremos. Aquí arrasan los alcaldes socialistas que giran a la derecha y hasta hay ciudades en las que la gente bien le vota a regidores marxistas. Las elecciones siempre se han ganado por el centro, pero ya veremos…

Alberto Varela

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!