Volver a empezar después de la tragedia

Será complejo volver a poner la máquina boxística en marcha, este fin de semana cuando, ya, se convirtieron en sentidos y eternos recuerdos el santafesino Hugo Santillán y el ruso Maxim Dadashev, fallecidos en las últimos días, tras sus combates en San Nicolás y Maryland, EE.UU.

Sin olvidar las obligaciones investigativas a las que deberán abocarse fiscalizadores y organismos, el pesado carrusel boxístico se vuelve a poner en marcha. Y no será fácil, porque se convivirá con los fantasmas de la desgracia. Un invitado de piedra al que nadie puede desalojar de este ambiente.

No será cómodo para los campeones levantar sus brazos festivos ante el anuncio estridente, en sus respectivas presentaciones. Tampoco lo será para los fanáticos ni para nosotros, los presentadores o críticos. Todo costará el doble y estará lleno de dudas.

El boxeo es un deporte, un trabajo y un espectáculo. Y como tal continuará. Aquí y en todo el mundo.

La santafesina Daniela Bermúdez, campeona mundial gallo (OMB) y una de las tres mejores boxeadoras del país, será la encargada de romper con estas sensaciones, gélidas y agrias, al exponer el cetro esta noche frente a la mexicana Valeria Pérez, ante quien se proyecta como clara favorita. La pelea se verá por TyC Sports, a partir de las 23.

A nivel internacional, será Gervonta Davis, el invicto supercampeón livano jr (AMB), protegido y émulo del “estilo Mayweather”, quien tratará de producir un gran show ante el panameño Ricardo Núñez, en Baltimore, y por la pantalla de Fox Sports, desde las 22.

Por último, el campeón mundial liviano jr (FIB) Tevin Farmer, considerado una de las piezas más valiosas del histórico boxeo de Filadelfia, expondrá su cetro ante el francés Guillaume Frenois, en Dallas, por Space, desde las 22.45. Cada pelea tendrá su propio clima y sacará sus conclusiones. Aquí y allá.

En tanto, en Lima, hoy comenzarán las sesiones de boxeo en los Panamericanos. La Argentina presentará la delegación más reducida de todo la historia, desde 1950 a hoy: 4 competidores: 2 hombres y 2 mujeres. Las reglas serán similares a las que tantas sospechas desataron en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Boxeadores sin cabezales y boxeadoras con el casco de protección. Se programaron distintos púgiles profesionales para participar de los Juegos, entre ellos el venezolano Gabriel Maeste, de 17 peleas rentadas tras su reciente presentación en ESPN Knock Out. El responsable principal de todas estas admisiones, ilógicas y ventajosas, es el canadiense Pat Fiacco, dirigente designado por el Comité organizador y la Confederación Americana de Boxeo , un ente fundado por la Asociación Internacional de Boxeo Amateur, excluida del COI, por irregularidades comprobadas.

La destitución del inglés Dillian Whyte, como campeón mundial pesado interino CMB por otro doping positivo es un tema inagotable en los pesos máximos; la vuelta al ring, de una vez por todas, del mexicano Julio César Chavez jr, el mes próximo en Jalisco, ante el obrero del ring colombiano Ever Bravo, y los amenazantes desafíos que emitirá, a la brevedad, el quilmeño Sergio ” Maravilla” Martinez, para enfrentarlo a la vuelta de la esquina, fueron focos informativos que, también, se sumergieron en la indiferencia de un ambiente dolido.

Los corrillos, los anuncios y los distintos comentarios no causan mucho efecto en estas circunstancias. Habrá que volver a poner la máquina en marcha, con viento en contra, como siempre, tratando de pujar con las vivencias de esta fatídica semana.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!