Vinicius, el estilete que a√ļn no sabe dar la puntilla

Para el Real Madrid no debe haber partidos de primer y de segundo nivel, este club debe saltar al campo con la motivaci√≥n de ganarlos todos. Era el mensaje interno despu√©s de la decepci√≥n sufrida frente al Girona. Solari cumpli√≥ con el lema. Aline√≥ a los mejores, sin reservar a nadie, con la ausencia obligada de Ramos, sancionado. Sus pupilos, sin embargo, s√≠ se reservaron mentalmente para los dos cl√°sicos. Solo Vinicius jug√≥ al ciento por ciento, con la ilusi√≥n de un muchacho de 18 a√Īos que quiere comerse el mundo del f√ļtbol . Y Lucas, un delantero curtido que exhibe la misma fe.

El brasile√Īo fue el aut√©ntico y √ļnico peligro de un Real Madrid sin tensi√≥n, superado por las ganas de un Levante que anhelaba derrotar al rey de los mil d√≠as en Europa. Vinicius era un temor por su banda izquierda. Cada vez que cog√≠a el bal√≥n y penetraba en profundidad romp√≠a la defensa azulgrana. En dos ocasiones lleg√≥ hasta dentro del √°rea y sus pases, imprecisos y sin un delantero bien colocado al que centrar, no encontraron rematador. Su velocidad es tanta que sus compa√Īeros no corren a su ritmo. En la tercera incursi√≥n rob√≥ un bal√≥n, entr√≥ hasta el √°rea peque√Īa y cuando deb√≠a rematar ante Aitor su extrema rapidez le hizo dejarse el bal√≥n atr√°s, trompicado. Es un problema de juventud. A√ļn no sabe tomar las decisiones apropiadas en el √°rea.

Absorto en el √°rea, el suramericano debe aprender tambi√©n a rematar con precisi√≥n y premura. Desperdici√≥ la ocasi√≥n del 0-2 en un bal√≥n que se encontr√≥ en sus pies, en el √°rea peque√Īa, y no supo empujar. En el en√©simo contragolpe, el brasile√Īo se escap√≥ despu√©s, perseguido por tres contrarios, y su pase en profundidad a Lucas, que entraba en solitario por la otra banda, no fue bueno.

Vinicius cruzó su disparo fuera en la siguiente carrera por su flanco. Y en la respuesta granota llegó el empate.

En un Real Madrid lento y sin ideas, el recurso a las galopadas del chico fue la √ļnica soluci√≥n del conjunto blanco. Una y otra vez, los pases en profundidad al n√ļmero 28 daban un respiro a un equipo tosco que record√≥ al de hace tres meses. Los hechos demostraron que ya no era un problema f√≠sico, sino de actitud, de psicolog√≠a. Ten√≠an los dos duelos con el Barcelona en la mente y se notaba.

La oportunidad m√°s clara la desaprovech√≥ a los setenta minutos, en una internada imparable en su zancada que no supo culminar. Su tiro lo despej√≥ Aitor. Son ocasiones que no se deben fallar y que el brasile√Īo a√ļn desperdicia. No err√≥ Bale el segundo penalti, que supuso el 1-2. El gal√©s tuvo un mal gesto. Rechaz√≥ la felicitaci√≥n de Lucas, enojado por su suplencia. Lo pag√≥ con quien no debe.

Nacho fue expulsado por dos tarjetas. Es baja para el cl√°sico liguero y se mantiene con cuatro cartulinas amarillas. Vinicius fue sustituido en los minutos finales. El brasile√Īo fue el protagonista del partido.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!