Villares gana con el 59% de votos unas primarias puestas en duda por el sector crítico

Se acaban las primarias de En Marea pero no su crisis. El actual líder de la confluencia, Luís Villares, ha derrotado al sector crítico tras la proclamación provisional de los resultados. Su lista, «Coidando a casa», ha cosechado el 59,2% de los votos (1.596). Su rival, David Bruzos, el candidato de «Entre todas» y la baza de Podemos, Anova, Esquerda Unida y las mareas municipales, ha recibido el 40,7% de los sufragios (1.048 votos).

De confirmarse estos resultados -la proclamación definitiva tendrá lugar el próximo miércoles- Villares mantendrá el control de la ejecutiva de la formación, con 21 de 35 puestos, así como la totalidad de los cinco miembros que componen la comisión de garantías. Del total de 4.300 inscritos en las primarias, la participación ha rondado el 58% (aproximadamente 2.700 votantes).

Tan pronto como se ha cerrado el plazo de las votaciones, a las nueve de la mañana de este lunes, han resucitado las dudas acerca de la limpieza del proceso. Tres semanas después de que el partido tuviera que suspender su primer intento de primarias por un presunto acceso «irregular» al censo por parte de afines a Bruzos -hecho que los acusado siempre han negado-, esta vez, la disputa se cierne sobre la presencia de interventores en el recuento.

Fuentes del sector crítico consultadas por ABC hablan de un «pucherazo» que vuelve a tensionar las costuras internas de En Marea, hasta el punto de que voces dentro de esta sensibilidad no descartan la fractura final con el partido instrumental. Desde el comité electoral, sin embargo, niega las acusaciones. «El proceso que se llevó a cabo fue extremadamente garantista, e incluso las quejas que hubo fueron por el exceso de seguridad», ha despejado su portavoz, Daniel Conde, en rueda de prensa. Según del comité electoral, en ningún momento se ausentaron los interventores. De hecho, han aclarado que el recuento lo lleva a cabo de forma autónoma la plataforma de votación telemática.

Por lo pronto, ya se han encargado dos auditoría para certificar la transparencia de las votaciones. Una, solicitada por la dirección y otra por los críticos, que esta mañana han hecho hincapié en la necesidad de un informe «independendiente».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!