Villares agita la bandera de Greta Thunberg y pide un acuerdo social gallego contra el cambio climático

El portavoz del Grupo Mixto, Luís Villares, comenzó citando a la activista sueca de 16 años Greta Thunberg, parafraseando su famoso discurso en el que remarca que nuestra casa «está en llamas». El de En Marea agarró esa bandera y la casa ardiendo y no dejó de agitarla en toda su intervención tras le discurso matutino del presidente de la Xunta, remarcando que «su inacción» pone a Galicia en emergencia climática, al tiempo que situó a la Xunta en el servilismo a las grandes empresas, «los verdaderos gobernantes», exclamó desde la tribuna.

Es por ello que reclamó un acuerdo social a nivel gallego para luchar contra el cambio climático y contra la «desfeita» realizada por «el capitalismo más salvaje». Además, abroncó al Gobierno de Feijóo por apoyar a empresas como Endesa, «dándoles incentivos, que va en contra de todas las políticas de la UE», para tratar de mantener la actividad en centrales como la de As Pontes, al tiempo que no busca «alternativas» no contaminantes para los trabajadores en riesgo.

Además de la climática, el discurso de Villares apoyó otra de las patas de su discurso en la llamada «emergencia social», ya que se vive en la actualidad en una «suerte de dictadura de la precariedad», que supone «minisalarios con superhorarios». También afeó a Feijóo que acepte la «caridad» de Amancio Ortega para financiar las nuevas residencias de mayores en la Comunidad. Se mostró muy crítico el de En Marea, exclamando que se necesita para construir estos edificios «justicia social», y no la ya mencionada «caridad». Por otra parte, reclamó que se establezca una renta universal para aquellos que sufren mayores problemas económicos, con especial atención a las mujeres, «víctimas de una pobreza específica».

Al hilo de este tema el de En Marea se refirió a la «emergencia feminista», donde también fue contundente. Tras el triple asesinato en Valga, Villares subrayó que o se está «con el feminismo o se está con la igualdad», e inquirió a Feijóo si se iba a separar de Vox y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras las declaraciones diciendo que no apoyaba «el feminismo del 8 de marzo». Además, afirmó que el Gobierno gallego no gastó ni la mitad de los 14,6 millones dedicados a las mujeres que sufren la violencia machista.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!