Vientos, fairways angostos y greens chicos, la dulce condena de Pebble Beach

El hoyo 13 de Pebble Beach

El exuberante paisaje, el viento, los fairways angostos y los greens peque√Īos. El sexto US Open que se jugar√° en Pebble Beach Golf Links es digno de ser disfrutado y tambi√©n es digno de ser sufrido. Al fin y al cabo es uno de los cuatro majors de la temporada y esta vez recay√≥ en un campo de los que suele “usar” Tiger Woods para marcar diferencias: es dif√≠cil, se puede convertir en un calvario y esta vez tendr√° un condimento picante. Aqu√≠ mismo, en 2000, el californiano estableci√≥ un incre√≠ble r√©cord, imbatible en los Majors desde 1925: gan√≥ por 15 golpes sobre su escolta.

El pasto que rodea las banderas se observa bastante duro, tanto que la Asociaci√≥n de Jugadores de Estados Unidos (USGA) ordenar√° regarlo con un suave spray, debido al tiempo seco que se espera esta semana. La variedad poa annua podr√≠a requerir ese riego en las dos primeras vueltas, para morigerar lo firmes y r√°pidos que estar√°n los greens cuya caracter√≠stica, tambi√©n, es la de tener un declive que vuelve peligrosa la velocidad del putt en ciertos hoyos. M√°s a√ļn trat√°ndose de greens con escaso espacio para maniobrar. Hace nueve a√Īos, en el Pebble Beach Pro-Am, Phil Mickelson confes√≥ que fallar√≠a ciertos greens a prop√≥sito, para evitar pasarse. Esta cancha p√ļblica de California tiene el hoyo m√°s corto del PGA Tour , el 7, con 109 yardas. La hondonada que baja del tee al green es parte de su encanto.

El √≠ndice de greens en regulaci√≥n es uno de los m√°s bajos (52% en 2010). En los comienzos, hace m√°s de 100 a√Īos, el San Francisco Chronicle dec√≠a que el trazado “hace necesario comprar una gran cantidad de pelotas”. Eran tiempos en los que cada bola costaba m√°s que la entrada para jugar una vuelta.

Jack Nicklaus , que en 1974 gan√≥ sucesivamente el Pro-Am y el US Open, al igual que Woods en 2000, dice que “Pebble Beach sin algo de viento se convierte en un trazado no tan dif√≠cil… pero nunca se va a encontrar sin algo de viento”. Una de las claves es saber d√≥nde atacar y d√≥nde ser conservador y Rory McIlroy acaba de aplicar este precepto para ganar el Canadian Open, el fin de semana √ļltimo.

Otra caracter√≠stica que denota las dificultades de Pebble Beach es que los pares 5 del recorrido de vuelta no ofrecen muchas posibilidades de bajarlos. El 14, el m√°s dif√≠cil del PGA Tour seg√ļn un video de Golf Digest, corre hacia arriba y serpentea a la derecha. En el 18, el par es para celebrar. Muestra el raro rasgo de que el Pac√≠fico est√° a la izquierda, mientras que el resto del campo lo tiene a la derecha. Para huirle al agua, hay que cambiar el chip.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!