Vidal volvió a los timbreos y tomó distancia de las mujeres de Pro en Parque Norte

María Eugenia Vidal retomó la campaña con una recorrida por las calles de San Pedro Crédito: Prensa PBA

LA PLATA.- La gobernadora María Eugenia Vidal volvió a salir hoy a las calles del interior de la provincia y retomó en el distrito de San Pedro los timbreos en casas de vecinos, tras la fuerte derrota electoral en las PASO del 11 de agosto.

De este modo, Vidal marcó el cambio de rumbo rotundo respecto de la campaña anterior a las PASO, que había estado caracterizada por actos 360, rodeada de militantes y funcionarios.

En el entorno de la gobernadora se informó que esa actividad le impidió asistir al Encuentro de Mujeres Pro, en Parque Norte.

Fue una reunión con 300 mujeres de todo el país, conducida por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y a la que también asistió la titular de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, para cerrar el mitin.

La diputada nacional Sofía Brambilla (Pro) reconoció que en la elección faltó “más cercanía con la gente” y que en la campaña que se inicia el compromiso es “escuchar más y mejorar”.

“Tenemos que hacernos cargo de lo que hicimos mal, nos cerramos mucho y perdimos contacto con la gente”, admitió la legisladora sobre los motivos de los resultados desfavorables en las primarias del 11 de agosto.

En el encuentro, que se dividió en paneles, las dirigentes del interior llevaron “sugerencias” y “se llevaron consignas” para poner en práctica en la reapertura de la campaña.

Vidal tomó distancia y mostró con hechos que buscará hacer una campaña provincial con la agenda de los bonaerenses. En los próximos días, sus ministros y funcionarios volverán a tocar timbre por las casas de los electores. La idea de la gobernadora es recuperar el contacto cara a cara con los votantes.

En línea con esa estrategia, ayer salió salir a escuchar los problemas de la gente en su recorrida por las calles de San Pedro, tal como anticipó al día siguiente de la elección, luego de conocerse el resultado de las PASO, que la dejaron a una distancia de 1.698.0000 votos detrás de su principal adversario político, Axel Kicillof.

Así, un día después de darse a conocer el escrutinio definitivo, que amplió la brecha en favor del candidato opositor a la gobernación bonaerense, Vidal recorrió las calles de San Pedro, junto al intendente local, Cecilio Salazar, pero sin un cerco de funcionarios amigos.

Eligió un distrito gobernado por Juntos por el Cambio, donde el 11 de agosto perdió por poca diferencia: 14 987 contra 15.606, en la elección de gobernador. En la categoría para elegir intendente, la diferencia fue menor: 15.605 votos para Juntos por el Cambio y 15.706 para el Frente de Todos.

Se trata de uno de los distritos en los que cree que puede trabajar para recuperar votantes desilusionados. “Tomó sugerencias y reclamos”, informaron fuentes de la Casa de Gobierno de la provincia.

Primero recorrió el barrio Los Aromitos, donde una familia la invitó a pasar, y más tarde entró a saludar en un taller mecánico. Posteriormente fue a caminar por la céntrica calle Mitre, donde ingresó en varios negocios y dialogó con los comerciantes.

Tras un almuerzo con el intendente Salazar, en la municipalidad local, visitó las obras de la escuela secundaria N° 13, donde estudian 270 alumnos.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!