Ver el arte con otros ojos

El √ļltimo fin de semana tan pasado por agua en Madrid se celebr√≥ Apertura por d√©cimo a√Īo consecutivo. Es decir, todas las galer√≠as de arte de la capital inauguran la temporada al un√≠sono en plan festivo, de colegueo entre instituciones art√≠sticas, y bajo el reiterado mensaje de que estos espacios tienen abiertas sus puertas todo el a√Īo y para todo el mundo, a nadie se comen. No solo que a nadie se zampan sino que, adem√°s, te pueden dar alg√ļn canap√© para zampar. Este esfuerzo divulgativo me ha llevado a plantearme que de ahora en adelante voy a observar las exposiciones no a trav√©s de mis ojos m√°s o menos experimentados -incluso, saturados de m√°s de lo mismo- sino a trav√©s de los de alguien profano, receptivo al arte y sus experiencias, pero no maleado por los discursos del a favor o en contra.

De ahora en adelante, voy a observar las exposiciones a través de los ojos de un profano

Subo a las salas del Centro Bot√≠n de Santander, donde a√ļn colea la programaci√≥n de verano con Calder y Manolo Millares. Primera en la frente, los espacios est√°n llenos de turistas de fin de semana en cuyas caras no aprecio el menor desagrado porque Millares les agreda con ese tono negro y pesimista. Una pintura abstracta enmara√Īada. Una planta m√°s arriba, Calder juguetea con el lugar y quienes por √©l pasean. Una abstracci√≥n colorista y l√ļdica que alegra la ma√Īana a todo bicho viviente.

El siguiente cap√≠tulo de este experimento se desarrolla en Toledo, en el convento de Santa Fe, donde se aloja la colecci√≥n Roberto Polo de arte moderno y contempor√°neo. Sobre este espacio han llovido toda clase de opiniones encontradas. Lleva meses inaugurado y me acerco en compa√Ī√≠a de alguien que no tiene la m√°s remota idea ni de qui√©n es el se√Īor Polo, ni qu√© colecciona… Sale con los ojos maravillados, porque le ha seducido la conjunci√≥n de las diferentes piezas art√≠sticas de las vanguardias integradas en un edificio donde lo mismo te asalta un artesonado mud√©jar que un fresco a medio restaurar. El arte, como todo, y como siempre, depende de los ojos con los que se mire.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!