Varapalo para Rusia de la Corte Internacional de Justicia por la ocupación del Donbass

Guardar

La Corte Internacional de Justicia (ICJ según sus siglas en inglés), el principal órgano judicial de Naciones Unidas, se ha declarado hoy en La Haya competente para proceder a dirimir la demanda presentada por Kiev en 2017 contra Rusia por apoyar con dinero, hombres y armas a los rebeldes separatistas de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk, territorios del este de Ucrania en la cuenca de Donbass. El levantamiento armado se produjo en abril de 2014 y desencadenó una guerra que ha causado ya más de 13.000 muertos.

Rusia ya exigió en 2018 que fueran desestimadas las pretensiones de Ucrania por considerar que la ICJ carece de jurisdicción y competencias al respecto y ratificó su postura el pasado mes de junio. Pero hoy el magistrado presidente del Tribunal, Abdulqawi Ahmed Yusuf, anunció que «la Corte de Justicia concluye que tiene competencias (…) para intervenir sobre las peticiones formuladas por Ucrania».

El Kremlin cree además que Kiev no ha presentado pruebas suficientes de esa injerencia militar rusa en el este de Ucrania y considera que su fin último consiste en cuestionar el estatus legal de la anexionada península de Crimea. Pero Ucrania sostiene que su denuncia se sustenta en la vulneración por parte de Rusia de la Convención por la Supresión de la Financiación del Terrorismo, de 1999, y la Convención Internacional por la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, de 1965.

Moscú siempre ha negado su implicación en el conflicto en el este de Ucrania, pero Kiev asegura tener documentado que gran parte de las fuerzas separatistas están constituidas por militares o mercenarios rusos, a quienes considera «terroristas», y el material pesado que utilizan procede de unidades rusas desplegadas cerca de la frontera con Ucrania.

En donde de forma inequívoca fueron empleadas tropas rusas fue en Crimea, en donde intervinieron sin distintivos en sus uniformes. Mientras, unidades del Ejército ucraniano y grupos separatistas tratan de ultimar la retirada de tropas de la «línea de contacto» a fin de avanzar hacia la implementación de los acuerdos de Minsk. Según la OSCE, mañana sábado continuará la separación de fuerzas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!