Varados en Jap√≥n: “Hasta evaluamos intentar cambiar la visa para poder trabajar”

Juan Manuel Rodr√≠guez y su novia Ximena Montero, ambos de 34 a√Īos, est√°n varados en Jap√≥n sin poder regresar a la Argentina Cr√©dito: Gentileza: Juan Manuel Rodr√≠guez

“Estamos tratando de pedir asilo en Jap√≥n o al menos cambiar nuestro visado para poder trabajar porque no sabemos cu√°ndo vamos a poder volver”, relata Juan Manuel Rodr√≠guez a LA NACION , desde un hostel en Nagano, Jap√≥n , en donde se encuentra, junto a su novia, Ximena Montero, ambos de 34 a√Īos. Ah√≠, ellos son los √ļnicos hu√©spedes. Ambos viajaron el 25 de febrero al pa√≠s asi√°tico y, por la pandemia que gener√≥ el nuevo coronavirus , ahora se encuentran varados y sin posibilidad de volver a la Argentina .

“Ac√° est√° lleno de argentinos que compraron el a√Īo pasado una promoci√≥n por Aerom√©xico. Era para venir en febrero o principios de marzo, cuando la situaci√≥n era otra. Al llegar a Jap√≥n, ac√° empezaron a tomar las primeras medidas restrictivas, pero fueron muy leves, solo cerraron algunos museos. Cuando declararon la pandemia nos dijeron que volvi√©ramos, pero ya era imposible cambiar el pasaje”, dice Rodr√≠guez.

Ellos ten√≠an un pasaje de vuelta con fecha en el d√≠a de ayer. Ese ticket era para viajar de Tokio a M√©xico DF y de ah√≠ a Buenos Aires. “El problema es que, como nuestro presidente cancel√≥ en un principio los vuelos de aerol√≠neas privadas, Aerom√©xico nos cancel√≥ el tramo que iba hacia la Argentina. Entonces ayer tuvimos que decidir si quedarnos varados en Jap√≥n o en una plaza de M√©xico, porque ah√≠ dicen que los hoteles no est√°n alojando a la gente, menos si ven√≠s de un pa√≠s asi√°tico, la gente tiene miedo”.

Juan Manuel Rodr√≠guez y su novia Ximena Montero, ambos de 34 a√Īos, est√°n varados en Jap√≥n sin poder regresar a la Argentina Cr√©dito: Gentileza: Juan Manuel Rodr√≠gez

Ahora ellos se encuentran aproximadamente a m√°s de 200 kil√≥metros de la capital japonesa. “El due√Īo del hostel nos est√° llevando a los mercados para que conozcamos y aprendamos a cocinar los productos locales, as√≠ no gastamos tanto. La realidad es que no sabemos cu√°ndo vamos a volver y tenemos miedo de tener que gastarnos todo el dinero, incluso el que tenemos en Buenos Aires”.

Estuvieron cerca de pagar precios astronómicos por un pasaje aéreo, pero ninguna opción les aseguraba la vuelta. Por ejemplo, una de las opciones era ir a San Pablo y luego recorrer por tierra el camino hacia la Argentina. Pero, paralelamente a eso, se enteraron de que habían cerrado las fronteras terrestres.

Las opciones eran cada vez menos. En el consulado tampoco les transmitieron tranquilidad, solo les sugirieron ir al aeropuerto, algo que hicieron, aunque eso no trajo ning√ļn resultado que los acercara a sus casas.

“El se√Īor que atiende en el consulado, amablemente pero con mucha frustraci√≥n, nos dijo que ten√≠a m√°s chances √©l de ser elegido como reina de la belleza de Jap√≥n, a que Aerol√≠neas mande un vuelo para buscarnos. Lo peor es que tampoco queremos que nos regalen la vuelta, solo buscamos que nos den una opci√≥n para volver por favor. Adem√°s, contrario a nuestra situaci√≥n, nos enteramos de que hay 240 japoneses varados en Per√ļ, y que el gobierno japon√©s enviar√° un avi√≥n para buscarlos a todos. Nos dio ganas de llorar”, agrega Rodr√≠guez.

En la ciudad donde se encuentran a√ļn no hay casos confirmados de coronavirus. De hecho, Jap√≥n est√° logrando contener la propagaci√≥n del virus sin demasiadas restricciones, y se est√° convirtiendo en un caso paradigm√°tico.

Ese pa√≠s recibe a m√°s de ocho millones de turistas chinos por a√Īo con alrededor de 1000 vuelos por semana que conectan sus ciudades con las chinas. El registro del primer caso de coronavirus fue el 10 de enero: un hombre que hab√≠a viajado a Wuhan, el lugar en donde se origin√≥ la epidemia.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!