Van contra Trump, pero tumbar谩n a Biden

Primero tiraron del hilo de la implicaci贸n rusa en la campa帽a presidencial que acab贸 en nada. Despu茅s acusaron al presidente de obstrucci贸n a la Justicia por despedir al director del FBI 鈥揳l que nombra el propio presidente鈥. No hubo caso. Durante un rato sacaron mucho en los papeles a Stormy Daniels, una actriz de pornograf铆a que en 2006 hab铆a entretenido con Trump unas cuantas horas de la siesta. Cualquiera pod铆a comprender que no era una buena idea que el partido de Bill Clinton hiciera un caso pol铆tico de ello. Han sido tres intentos de derribar a Trump en 32 meses que lleva en el cargo. Aqu铆 llega el cuarto intento.

Se acusa a Trump de haber pedido ayuda al nuevo presidente de Ucrania, Volod铆mir Zelenski, contra el potencial candidato rival, Joe Biden, que fue vicepresidente de Estados Unidos en los dos mandatos de Obama. Ya ser铆a un poco raro que despu茅s de la complicada trama rusa en la campa帽a de 2016, con un viejo zorro como Putin al mando del KGB, se le pudiera ocurrir a Trump la peregrina idea de recurrir a Ucrania, con un reci茅n elegido presidente carente de ninguna experiencia pol铆tica salvo la de interpretar al presidente de su pa铆s en una serie de televisi贸n.

Pero s铆, como la 芦Am茅rica de la Resistencia禄 como les gusta llamarse cree que Trump es tonto, piensan que har铆a eso. La realidad m谩s bien parece ser que Trump sabe bien los negocios que hizo en Ucrania Hunter Biden y sabe el papel que jug贸 Joe Biden en conseguir la destituci贸n del fiscal ucraniano que investigaba la gas铆stica Burisma Holdings en la que estaba el hijo del vicepresidente.

As铆 que esta semana hemos vivido una conmoci贸n medi谩tica con el anuncio de Nancy Pelosi, presidenta de la C谩mara de Representantes, de que pone en marcha un 芦impeachment禄. Hay un peque帽o problema t茅cnico: eso no funciona as铆. El proceso de destituci贸n de Nixon empez贸 el 4 de febrero de 1974 cuando la mayor铆a dem贸crata de la C谩mara present贸 la resoluci贸n 803 autorizando a la judicatura 芦a investigar total y completamente si existen suficientes fudamentos para que la C谩mara de representantes destituya al presidente Richard M. Nixon禄.

Se vot贸 410 a 4. Era una iniciativa bipartidista. En el caso de Clinton, tras el informe del fiscal especial Ken Starr, el 8 de octubre de 1998 la autorizaci贸n pas贸 en la C谩mara 258 a 176. 31 dem贸cratas se sumaron a los republicanos. En el caso que nos ocupa, Nancy Pelosi no ha movido un dedo para que la mayor铆a dem贸crata promueva una resoluci贸n con la que poner en marcha el proceso de destituci贸n. Y no lo ha hecho porque no hay pruebas de ning煤n delito y s铆 muchos indicios de que ni un solo republicano lo apoyar铆a.

A estas alturas, empieza a haber cada vez m谩s evidencias de que lo peor que le puede ocurrir a Biden es que se hable de Ucrania. Aunque ya puede ser muy tarde. Porque Biden era el favorito de los dem贸cratas, pero no gustaba a la izquierda dura y ascendente, la de Bernie Sanders y Elizabeth Warren. As铆 que esa izquierda est谩 ahora encantada de hablar de Ucrania. No saben si en esta cacer铆a ser谩 un venado o un gamo. Pero est谩n seguros de que hay trofeo.

Ram贸n P茅rez-MauraArticulista de Opini贸nRam贸n P茅rez-Maura

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!