Usina de Justicia celebr√≥ los cinco a√Īos de apoyo a las v√≠ctimas

El equipo de trabajo de Usina de Justicia, en la cena anual

La entidad presidida por Diana Cohen Agrest premió a la OEA por un plan para reducir homicidios

Con el lema “Transformando la Justicia”, se llev√≥ a cabo en el Alvear Palace Hotel la cena anual de la asociaci√≥n civil Usina de Justicia, creada hace cinco a√Īos para promover los derechos de familiares de v√≠ctimas de homicidio y femicidio. Durante el encuentro, la presidente de la organizaci√≥n, Diana Cohen Agrest, resalt√≥ la necesidad que tienen las v√≠ctimas de ser escuchadas durante los procesos penales y asegur√≥: “En esta sociedad no existe distinci√≥n entre lo correcto y lo incorrecto, el delincuente sabe que no va a ser castigado y las v√≠ctimas han sido dejadas de lado, abandonadas”. Llam√≥, entonces, a trabajar desde la sociedad civil para conseguir mejores leyes.

“Los j√≥venes tienen que ser formados en oficios para que trabajen, para que no se vuelquen al crimen”, agreg√≥ Cohen Agrest, titular de esta asociaci√≥n que no solo acompa√Īa a las familias que sufren la clase m√°s violenta de todos los delitos, sino que tambi√©n propicia debates legislativos y genera herramientas para reducir la cantidad de homicidios a trav√©s de capacitaciones, por ejemplo, en universidades.

A la cena anual asistieron jueces, fiscales y funcionarios políticos; se destacó la presencia de dos altos representantes de la Organización de Estados Americanos. Esa comitiva estuvo encabezada por Farah Diva Urrutia, que dirige en ese organismo un programa para la reducción de homicidios.

Ese funcionario internacional recibi√≥ en nombre de la OEA el Premio Usina de Justicia 2019, entregado por la sanci√≥n del Plan de Acci√≥n Hemisf√©rico para Orientar la Elaboraci√≥n de Pol√≠ticas P√ļblicas de Prevenci√≥n y Reducci√≥n del Homicidio Intencional.

De hecho, Usina de Justicia particip√≥ en los debates que condujeron al desarrollo del plan y por eso ahora -seg√ļn confirmaron desde la asociaci√≥n civil- pedir√°n a la OEA la realizaci√≥n de una convenci√≥n interamericana de derechos de las v√≠ctimas.

“Hay que trabajar desde la sociedad civil presionando a los legisladores para que hagan mejores leyes, luchar por nuestros derechos para subsanar la absoluta orfandad procesal en la que se encuentran las v√≠ctimas. La impunidad trae mayor impunidad”, asegur√≥ la filosofa Cohen Agrest, madre de Ezequiel, un joven asesinado en 2011.

En la cena anual Usina de Justicia se reiteraron los mensajes de apoyo para quienes d√≠a a d√≠a acompa√Īan a las v√≠ctimas. En esa l√≠nea se expres√≥ el juez federal Gustavo Hornos: “Estoy hoy aqu√≠ porque creo en la actuaci√≥n de las organizaciones civiles en la funci√≥n judicial. La sociedad debe opinar e intervenir”.

A su vez, el diputado nacional Luis Petri, se√Īal√≥: “El trabajo de Usina de Justicia es trascendental y ha logrado que grandes temas -pendientes en el Congreso- fueran tratados; me refiero a herramientas para mejorar la sociedad”. Por su parte, el abogado Alejandro Fargosi, colaborador de Usina de Justicia, destac√≥ el trabajo cotidiano del equipo que sostiene el proyecto de apoyo a las v√≠ctimas de delitos y agreg√≥: “Son personas admirables, que convirtieron inmensos dolores en una acci√≥n a favor de la comunidad.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!