Urvanity, Nuevo Arte en la acera

El arte tiene, entre otras muchas habilidades, la de invitar a viajar a quien lo observa allá donde los recuerdos y las emociones que evoque le quieran llevar. No hay forma, ni color, ni estilo, ni ninguna otra característica de la obra en cuestión que sea determinante para ello. Tampoco su ubicación. En la plaza de Alonso Martínez, «Drácula» – el icónico helado que recuerdan tres generaciones– detiene al paseante ante esta enorme pieza de mármol de dos toneladas y media. Una obra a ras de acera –carne de «selfie»– del artista gaditano Juan Miguel Quiñones, que forma parte del Programa Especial Comisariado de «Urvanity». La primera feria española dedicada al Nuevo Arte Contemporáneo, impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, invita a recorrer cinco instalaciones artísticas en diferentes puntos de la capital. La iniciativa se enmarca dentro del proyecto Madrid Capital de Moda.

Además de ese viaje interior e intimo a los recuerdos, la obra de Quiñones invita a «reflexionar sobre los objetos cotidianos de una forma irónica mediante el uso de la burla y la sátira». Así lo explican los responsables de esta idea, cuyas creaciones de artistas nacionales e internacionales se podrán ver hasta el 4 de marzo. Las cinco instalaciones han sido seleccionadas para las calles de Madrid por el comité del Programa Especial Comisariado, compuesto por Sabina Chagina, cofundadora de la Bienal de Arte Urbano Contemporáneo «Artmossphere»; Sergio Pardo, arquitecto y comisario; y Juan Bautista Perió, doctor en Bellas Artes y catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia.

Trampantojo gigante en Fuencarral
Trampantojo gigante en Fuencarral – Ayuntamiento

«La iniciativa tiene como objetivo potenciar y poner en valor una de las zonas comerciales y transitadas más importantes de la capital, además de reforzar el atractivo de determinados puntos de la ciudad», añaden. El «postgraffiti», la instalación «site specific» o el «pop surrealista» son algunas fuentes artísticas de las que bebe, desde sus orígenes, «Urvanity». «Quiere mostrar las distintas prácticas de este Nuevo Arte, y cómo integrarlas con los demás elementos culturales de Madrid», concluyen.

Equilibrio en Callao

«Balance», el gato de Callao
«Balance», el gato de CallaoAyuntamiento

El artista madrileño Sabek –célebre por sus intervenciones artísticas en barrios como Malasaña– ha instalado un gato negro de tres metros que juega a mantener el equilibrio en el bullicio de la Gran Vía. Construido en fibra de vidrio y resina de poliéster está situado en la plaza de Callao. Su creador encuentra la inspiración en el mundo animal y la lleva hasta sus «mundos imaginarios». En un guiño a su «fuerte sentido del equilibrio», esta obra se titula «Balance».

A pocos pasos de allí, el italiano Teo Pirisi –artista, diseñador e ilustrador gráfico– ha dedidido no poner título a la obra que expone en la calle Augusto Figueroa. Centrado en la fusión entre el graffiti tradicional y las bellas artes, con una base de lana e hilo, invita a «examinar la pureza y simplicidad de la vida». Hay quien, incluso renuncia al ego del artista. Es el caso del anónimo «1010» –solo se sabe que es alemán– que, en la calle Fuencarral, ha creado un trampantojo de 7 metros realizado en vinilo impreso. Sus ilusiones ópticas han sido expuestas en muros y suelos de todo el mundo.

La última en llegar, el próximo jueves a la calle Hortaleza, será la muestra «Follow the leaders», la propuesta del artista gallego Isaac Cordal.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!