Urbanismo no parará la reforma de la plaza de Pedro Zerolo pese a la oposición vecinal

Poco ha durado la euforia entre los vecinos de Chueca después de que lograran «tumbar» en el Pleno de la Junta de Centro, gracias a una moción de urgencia del PP en la que Ahora Madrid y PSOE se abstuvieron, el proyecto para la reforma de la Plaza de Pedro Zerolo. Fuentes del área de Desarrollo Urbano Sostenible, que dirige José Manuel Calvo, confirmaron ayer a ABC que el proyecto sigue sobre la mesa para ser licitado sin modificación alguna. Una decisión que hace oídos sordos a las protestas de la Asociación de Vecinos de Chueca, contrarios a la redistribución de espacios de este lugar icónico para el barrio.

El proyecto, obra del estudio Costales-Cifuentes dentro del concurso de arquitectura Europan, no satisface a los residentes. Especialmente por la creación de cinco praderas de césped, de unos 600 metros cuadrados, en los que prevén todo tipo de «actos vandálicos»: botellones y ruidos, además de grafitis en los muros perimetrales. Otra de las cuestiones que preocupan, a priori, a los vecinos es el estilo diáfano de su espacio central. Despejado de obstáculos, el espacio converge en un hexágono irregular en el que sus terrazas, inclinadas, forman un «graderío natural».

Frente a las críticas de la asociación vecinal contra lo que consideran una decisión «unilateral» del Ayuntamiento, desde Urbanismo aseguran que se han celebrado «muchas reuniones» con los implicados, incluso con los arquitectos. «Se les ha asegurado que se incorporarán algunas modificaciones que han sugerido después de que se adjudique la obra», matizaron. Una oferta que no es suficiente para los afectados.

Moción de urgencia del PP

La moción de urgencia del PP, que sí contó con el apoyo de Ciudadanos, pedía «suspender de manera inmediata la adjudicación del proyecto» y esperar «a que sea el próximo Gobierno municipal quien, contando con los vecinos, decida la manera más adecuada de actuar».

Desde el área de Urbanismo aseguran que las decisiones que se adopten en un pleno de una junta de distrito no son «vinculantes» para este proyecto. «Ahora Madrid se abstuvo. Si los plenos de los distritos no sirven más que para hacer circo político, por favor que los eliminen», recordó ayer Esteban Benito, presidente de la asociación de vecinos. «Estamos ante un Gobierno absolutamente déspota y sectario. Un Gobierno “fake” que dice pensar en los vecinos, pero en términos de nepotismo. Les importamos un pepino», concluyó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!