Unas generales con efectos colaterales en Canarias

La situación política que atraviesa España puede generar que Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) aceleren las negociaciones para concurrir bajo un mismo paraguas a unas posibles elecciones generales en el mes de noviembre. En septiembre se despejará esta ecuación.

El problema que existe es que NC es socio del PSOE en el Gobierno de Canarias desde este mes de julio, donde controla la vicepresidencia regional y Hacienda. El PSOE este 2019 rechazó aliarse con la organización de Román Rodríguez para optar al Congreso de los Diputados y Senado. Producto de la ausencia de alianzas, NC no tiene presencia en las Cortes desde abril pasado.

El PSOE ha subrayado este jueves que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, «ya no es candidato» y ha dejado en el aire si volverá a intentarlo antes del 23 de septiembre, cuando concluye el plazo que establece la Constitución para nuevos intentos de investidura. Si en dos meses ningún candidato obtiene la confianza del Congreso, el Rey disolverá las Cortes y convocará nuevas elecciones, con el refrendo de la presidenta del Congreso.

Fuentes de Coalición Canaria consultadas por ABC este jueves indicaron que a partir del 23 de septiembre habrá «contactos» con NC. El partido que lidera Román Rodríguez gobierna en las islas a diferencia de CC, que ha perdido el poder y ahora es débil. Todo lo contrario de que había pasado hasta ahora en el ámbito autonómico.

Los dos partidos fueron juntos en unas elecciones generales de 2011 y obtuvieron tres diputados. Un dirigente nacionalista afirmó a ABC que «a peor parte se la va a llevar el PSOE porque a ver cómo le explica a sus socios de gobierno de NC que no verían con agrado una alianza electoral».

«Dada la visibilidad regional que ahora tiene NC, los resultados de abril y mayo pasados de ambos partidos, y el esfuerzo de CC en Madrid por formar parte del debate, sin bajar la guardia, es posible formar grupo parlamentario y eso ayudaría cooperar en 2023 e incluso antes», indicó la misma fuente nacionalista.

De otro, en las islas presidente del Partido Nacionalista Canario (PNC) y diputado autonómico, Juan Manuel García Ramos, socio electoral de CC, ha dicho esta semana advierte de que los cabildos de Tenerife, La Palma y Fuerteventura «han caído en manos peninsulares» a raíz de mociones de censura impulsadas por PSOE, PP, Podemos o Cs.

El líder del partido más antiguo de Canarias y tercero de España, después del PSOE y el PNV afirmó que que los partidos basados en Madrid están «contra cualquier obediencia canaria a secas, todos de acuerdo en que los jefecillos deben ser de fuera. Debemos seguir siendo cautivos de decisiones foráneas. Debemos de seguir siendo subalternos», apostilló en un comentario en Facebook.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!