Una revolución permanente РLA NACION

MINIBIO

  • Primeros pasos: junto con su socio Andr√©s Gorostiaga lanz√≥ Guapaletas hace cuatro a√Īos.
  • Expansi√≥n: r√°pidamente se dispar√≥ la demanda y sumaron m√°s de 60 puntos de venta.
  • Reorganizaci√≥n: la crisis econ√≥mica del √ļltimo a√Īo los oblig√≥ a reformular su propuesta comercial e industrial.

Una vista panor√°mica sobre la l√≠nea de tiempo de Guapaletas desde que se constituy√≥ como empresa hasta el momento incluye la apertura de unos 60 puntos de venta, la compra de una nueva planta que cuadruplicaba a la original y una reorganizaci√≥n de la compa√Ī√≠a hacia un modelo de franquicias. Todo eso sucedi√≥ en un per√≠odo de menos de cuatro a√Īos.

Federico Manzuoli cre√≥ la compa√Ī√≠a en 2015 junto a su socio, Andr√©s Gorostiaga, cuando el helado todav√≠a se consum√≠a en cucuruchos. Apostaron por el formato de paletas, algo as√≠ como los “helados de palito” del kiosko, pero con ingredientes naturales. El formato fue un boom: “Cuando arrancamos, nos armamos como para tener una compa√Ī√≠a con 25 puntos de venta. Pero enseguida se empez√≥ a consumir Guapaletas como si se hubiesen consumido toda la vida. El p√ļblico respondi√≥ r√°pido y esos 25 puntos se transformaron en 60 en menos de dos a√Īos”, relata el empresario que hoy tiene a su cargo 44 empleados entre la planta y la oficina de la firma.

La planta donde se fabricaban las paletas, en ese entonces de 500 metros cuadrados, qued√≥ chica. La firma compr√≥ otra f√°brica de 1800 metros cuadrados con capacidad para 900.000 unidades por mes. Eso llev√≥ a la compa√Ī√≠a a un crecimiento importante de sus costos fijos. El shock econ√≥mico de 2018 y 2019 oblig√≥ a reorganizar la empresa, y la prepar√≥ para internacionalizarse pronto.

1.”No te tomes la sopa caliente”

La reorganizaci√≥n de la compa√Ī√≠a implic√≥ pasar de un modelo en el que los empresarios ten√≠an siete locales propios, a uno en el que solamente se quedaron con uno. Otras decisiones no se pudieron revertir tan f√°cilmente: “Si hubi√©ramos sabido que el crecimiento de la compa√Ī√≠a iba a ser como el que fue, habr√≠amos empezado con una planta m√°s grande para poder crecer”, se lamenta Manzuoli.

El a√Īo pasado fue un punto de inflexi√≥n: los socios fueron seleccionados por Endeavor como parte de su liga de emprendedores estrella, pero tambi√©n se enfrentaron con la peor cara de la crisis. “2018 nos agarr√≥ de sorpresa, justo en un momento de reestructuraci√≥n de los procesos para ser m√°s eficiente. Se arm√≥ una tormenta perfecta: una ca√≠da muy fuerte del consumo con la entrada de la temporada baja nuestra”, recuerda.

“Como me dec√≠a mi abuelo: ?No te tomes la sopa tan caliente cuando te la sirven’. Eso fue lo que aprendimos en estos a√Īos: a tener una mirada m√°s de fondo”, resume el emprendedor, y a√Īade: “El crecimiento de nuestra compa√Ī√≠a fue exponencial y por ah√≠ no tomamos las mejores decisiones porque est√°bamos m√°s ocupados en la velocidad que nos imprim√≠a el crecimiento que en mirar las cosas con la templanza que se merec√≠an”.

2. Reorganizar para internacionalizar

Hay muchos verbos en infinitivo de la historia reciente de Guapaletas. Reorganizar, reestructurar y el m√°s reciente: internacionalizar. El objetivo es desembarcar pronto en Espa√Īa en marzo del a√Īo que viene, m√°s espec√≠ficamente, en Barcelona.

Guapaletas fue una de las 12 empresas seleccionadas este a√Īo en Acelerar Espa√Īa, la aceleradora de Leandro Sigman (hijo del farmac√©utico Hugo Sigman) que ayuda a compa√Ī√≠as argentinas a desembarcar en el pa√≠s europeo. Los empresarios viajan este mes para participar de un programa de cinco semanas. “Ya ten√≠amos ganas de desembarcar en Espa√Īa y estamos trabajando muy fuerte en la puesta en marcha de una planta all√≠ que estar√≠a lista en diciembre. Estamos planificando abrir los primeros puntos de venta propios en Barcelona en marzo siguiente”, relata Manzuoli, y agrega: “Esto es parte de una regionalizaci√≥n de la compa√Ī√≠a, ten√≠amos el plan hace un a√Īo y medio, y esperamos que sea la puerta de entrada a la Comunidad Econ√≥mica”.

3. Multiformatos al rescate

El nombre no es un ancla: m√°s all√° de que la marca contiene en s√≠ misma la figura de las paletas, la compa√Ī√≠a no se qued√≥ con un solo formato. Este a√Īo lanz√≥ los “guapitos”, bombones helados de gustos como cookies & cream con dulce de leche, volc√°n de chocolate y frambuesa.

“Las paletas est√°n en nuestro ADN como una insignia, pero entendemos que el esp√≠ritu emprendedor es el de la innovaci√≥n permanente. Decidimos crear un nuevo formato porque confiamos en que lo podemos hacer bien”, describe Manzuoli. La intenci√≥n es llevar los “guapitos” a supermercados y almacenes, y ya est√°n disponibles en todos los puntos de venta de la marca.

4. Apostar por los insumos

La estrategia de delegar los locales propios en franquicias tiene un objetivo de fondo: poner mucha energ√≠a en la fabricaci√≥n del producto. “Buscamos los mejores proveedores para todo: dulce de leche San Ignacio, crema Vacalin, chocolate F√©nix”, describe. “Entendemos que la calidad vale: el √ļnico √≥rgano del cuerpo humano que no es analfabeto es el paladar, y eso lo tenemos muy presente. La piedra basal de nuestro producto es el respeto a los ingredientes naturales”, dice Manzuoli. A pesar de la reorganizaci√≥n, el emprendedor destaca que los cambios nunca fueron en detrimento de la calidad de los insumos que se utilizan para las paletas.

5. Alianza con expertos

Para empezar la compa√Ī√≠a, Manzuoli y Gorostiaga contrataron a una asesora externa, Luisa Weber, que fue country manager de Nespresso en la Argentina y Chile y adem√°s trabaj√≥ en Nestl√©. “Andr√©s [su socio] viv√≠a en Brasil, donde vio el boom de las paletas. Me llam√≥ por tel√©fono y me dijo que ten√≠amos que armar un negocio juntos un jueves. El lunes siguiente est√°bamos haciendo un curso para hacer helados. Cuando terminamos, le dije que necesit√°bamos a alguien que nos ayudara a armar el modelo de negocios”, recuerda el emprendedor.

Despu√©s de desvincularse de Nespresso, Weber fund√≥ una firma de consultor√≠a estrat√©gica con la que Manzuoli ya hab√≠a contado en proyectos anteriores. Volvieron a llamarla para armar Guapaletas, y nunca se despegaron: “Ella es una pieza fundamental y siempre nos acompa√Īa como asesora. Nos presta la mirada de perspectiva y muchas veces nos baja a la tierra: los emprendedores a veces somos como veh√≠culos que salen sin marcha atr√°s y sin punto muerto, y ella nos da templanza”, concluye.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!