Una red social llamada democracia

Una red social llamada democracia – LA NACION

Una semana atrás un equipo de The New York Times analizó la presidencia de Trump a partir de su actividad en Twitter. Se tomó el trabajo de escrutar 11.390 mensajes: más de la mitad de ellos fueron ataques a alguien y su promedio actual ronda los 270 tuits semanales. Hiperactividad. “Necesita tuitear como nosotros necesitamos comer”, declaró un asesor de la Casa Blanca.

La vida política en redes sociales tuvo esta semana dos episodios salientes. Regionalmente, el venezolano Nicolás Maduro y el salvadoreño Nayib Bukele cruzaron insultos fuera de cualquier protocolo diplomático. A nivel global, el creador de Twitter informó que quedan prohibidos los avisos de partidos políticos: pretende un modo de combatir la propaganda. Y de diferenciarse de Facebook. Mark Zuckerberg pasó días atrás por el Congreso de los Estados Unidos. En su firme defensa recurrió a la primera enmienda constitucional, pidió no limitar la libertad de los mensajes de usuarios y contraatacó usando como ejemplo los crecientes controles que impone el gobierno chino. “¿Es esa la internet que queremos?”, desafió.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!