una quincena de apuñalados en casi un mes y medio

En la capital se han registrado una quincena de apuñalamientos en poco más de un mes. Algunos de ellos llevan el sello de las bandas latinas. Aunque las estadísticas policiales no reflejan un aumento de estos delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, su concentración en el tiempo ha provocado la alarma en algunos distritos.

Es el caso de Puente de Vallecas, que ha acaparado las agresiones con siete. El listado comenzó el 19 de agosto con un «trinitario» de 23 años herido de gravedad por las cuchilladas asestadas con un machete en cráneo, mano y espalda. El autor, un «ñeta» de 21, fue arrestado por la Policía Nacional por tentativa de homicidio. ¿La razón? Esas bandas se disputan el control de la zona. Unas horas antes era apuñalado un varón de 31 años. Investigan si los hechos tienen relación entre sí.

En la madrugada del día 22, un hombre de 52 años, que acababa de ser herido en el cuello, costado y axila, acudió por su propio pie a la comisaría a pedir ayuda. Su agresor fue detenido poco después: estaba escondido entre unos arbustos. El día 24, dos agentes de la Policía Municipal fueron agredidos en un control preventivo de venta ambulante por dos sexagenarios. Sufrieron golpes y manotazos.

Hechos imparables

El día 29 la Policía Nacional arrestaba a una mujer de 36 años por apuñalar a un taxista, de 57, en la clavícula, en plena carrera con el fin de robarle. Estos son los sucesos más llamativos. El recuento en este distrito acaba el 11 de septiembre con un ciudadano magrebí, de 32 años, con antecedentes, que resultó herido de tres cuchilladas tras un altercado.

Esa madrugada en el paseo de la Castellana (Chamartín) era un hombre de 31 años el que acudía a una gasolinera pidiendo auxilio. Le acababan de agredir y sufría una evisceración –salida de los intestinos–.

Otro episodio rocambolesco se produjo el 20 de agosto en Tetuán. Un chico de 24 años acudió ante la comisaría de la Policía Municipal con una puñalada en el pecho y el arma en la mano. La agresión se produjo tras una disputa en un bar.

En Fuencarral a un hombre de 63 años le clavaron un cuchillo en el cuello. Ocurrió el 24 de agosto. Ese día en Usera un ecuatoriano de 29 años quedó en estado vegetativo tras una trifulca desatada en las canchas, cuando veían un partido de fútbol. El autor, que huyó a Barcelona fue detenido por la Policía Nacional. En Arganzuela un pandillero acuchilló a otro de 18 años el 26 de agosto. Y, para finalizar, el 23 de septiembre, en las fiestas de La Elipa, tres chicos resultaron heridos, dos de ellos menores, .

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!