Una pesadilla de año y medio para que le pusieran unos implantes

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Alicante ha reconocido una indemnización de 13.380 euros a una paciente por una negligencia en el tratamiento dental al que se sometió en una clínica odontológica de Alicante.

Así se recoge en una sentencia difundida hoy por la asociación Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos han representado a la demandante en este proceso judicial.

La mujer tuvo que someterse a más de una docena de intervenciones para la colocación de unos puentes tras sucesivas roturas de las piezas y otras incidencias entre febrero de 2011 y noviembre de 2013.

Finalmente, se vio obligada a acudir a otra clínica dental, en Murcia, donde subsanaron esas deficiencias y concluyeron con éxito el tratamiento.

La magistrada ha condenado a la compañía aseguradora de la clínica demandada a sufragar los 7.380 euros del tratamiento definitivo, así como a indemnizar a la paciente con otros 6.000 euros por daños y perjuicios.

El fallo, que es recurrible en apelación ante la Audiencia de Alicante, declara probado que existió una “actuación negligente por parte de uno de los empleados de la clínica tanto en la planificación del tratamiento como en su propia ejecución”.

La jueza llega a esa conclusión tras escuchar la declaración del odontólogo que finalmente arregló los desperfectos que presentaba en su dentadura la paciente, que debe ser compensada por ello.

Además, tendrá que recibir una indemnización por daños morales por el fracaso de los implantes de los puentes “y la prolongación en el tiempo de la solución definitiva de los problemas”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!