Una parlamentaria de EH Bildu emula a Rufián y tilda de «fascista» la posición del PP en torno al euskera

Una parlamentaria de EH Bildu ha emulado este jueves al diputado de ERC Gabriel Rufián, que ayer dinamitó el pleno del Congreso tras llamar «fascista» al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Es el mismo término que ha empleado en la Cámara vasca la soberanista Rebeca Ubera para referirse a los argumentos empleados por el PP, al que ha acusado de querer «limitar los derechos básicos y la democracia» por posicionarse en contra de una iniciativa para imponer el euskera en las aulas. El debate se ha caldeado hasta el punto de que la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, se ha visto obligada a dar un toque de atención a los grupos.

La proposición de EH Bildu, enfocada a regular el aprendizaje gratuito del euskera, era uno de los puntos calientes de pleno de hoy en el Parlamento vasco. Finalmente, la iniciativa ha sido respaldada por todos los partidos excepto por el PP, que la considerado «innecesaria, discriminatoria liberticida, chantajista e ilegal». En este sentido, la popular Juana de Bengoechea ha advertido de que a través de la citada norma se negará el título de la ESO a aquellos alumnos que carezcan del nivel B2 de la lengua vasca.

La intervención de Bengoechea ha encendido los ánimos de los soberanistas. Su portavoz en el ámbito educativo, Rebeka Ubera, ha acusado a la popular de hacer «casadismo lingüístico», y ha tildado sus argumentos de «fascistas». «Sabemos qué hay tras este debate porque el único objetivo del PP es el de limitar los derechos básicos y la democracia», ha subrayado.

La intervención de Ubera ha recordado al esperpento que protagonizó este jueves en el Congreso de los Diputados Gabriel Rufián, que fue expulsado tras hacer caso omiso hasta en tres ocasiones de la llamada al orden del presidenta de la Cámara, Ana Pastor. Previamente, el líder soberanista había cargado durante contra el ministro de Asuntos Exteriores, al que acusó de «fascista» y «golpista».

Indignación de los populares

De hecho, la propia Bengoechea ha acusado a Ubera de ir «detrás del señor Rufián», y ha abogado por no repetir en el Parlamento lo que ocurre «en otras Cámaras de España». «Usted ha dado el primer paso diciendo que mis argumentos son fascistas —ha denunciado—. Yo nunca le diría eso a usted, esa es la diferencia entre ustedes y nosotros».

Visiblemente molesta, Bengoechea ha reclamado el amparo de la presidente del Parlamento, Bakartxo Tejeria, que ha subrayado que los dirigentes políticos son «personas adultas que pueden utilizar las palabras que quieran», aunque les ha emplazado a usar términos «apropiados» por el «bien de la Cámara».

Unas palabras que no han convencido a la bancada popular, a cuyo portavoz, Borja Sémper, se le ha denegado la palabra después de que Tejeria diera por zanjado el debate. El dirigente conservador ha recriminado a la nacionalista que haya «miembros de la mesa que tienen la responsabilidad de mantener, al menos, la imparcialidad en los gestos, risas y comentarios».

Concretamente, Sémper hizo referencia al dirigente del PNV Iñigo Iturrate, al que ha acusado de «mofarse continuamente de las intervenciones haciendo gestos y aspavientos». «Los miembros de la mesa tienen la obligación de mantener la seriedad y el rigor, sino difícilmente podrá ordenar y callar al resto de los parlamentarios», ha subrayado el popular, que finalmente ha sido llamado al orden por Tejeria por no estar en posesión de la palabra.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!