Una pareja abandonó a su hija adoptiva al descubrir que era una mujer con enanismo

Pensaron que era una niña adorable de 7 años y de pronto descubrieron que era una mujer adulta con conducta sociópata. La historia de Kristine Elizabeth Barnett, de 45 años, y su exmarido Michael Barnett, de 43, podría inspirar perfectamente una mala película de sobremesa. Pero su peripecia vital desde 2010 es real como la vida misma.

Hace nueve años, Kristine Elizabeth Barnett y su entonces marido Michael adoptaron a una niña de nombre Natalia Grace. Sin embargo pronto cayeron en la cuenta de que algo no cuadraba: la niña empleaba un vocabulario impropio para su edad y tenía la regla.

Al constatar que les habían engañado, en el año 2013 se mudaron a Canadá, dejando en Estados Unidos y sin apoyo económico a la «pequeña», una maniobra por la que les hace unos días fueron arrestados y acusados de varios cargos por negligencia.

Según «The Washington Post», la policía se comunicó con la menor en septiembre de 2014 y esta les dijo que hacía más de un año que no había visto a sus padres adoptivos. Además, siempre según el testimonio de la adoptada, estos cambiaron su edad de 11 a 22 años en varios documentos oficiales.

Según la investigación de las autoridades, que ha durado cinco años, la niña sufría una displasia espondiloepifisaria congénita que había dado lugar a un enanismo. Esto explicaría la confusión (o el fraude) que acabó con Natalia Grace en casa de este matrimonio.

Ahora que el asunto está judicializado, la madre ha alegado que, además del evidente fraude, Natalia Grace tiene conductas agresivas: “Pasó lo mismo que en la película “La huérfana”», ha afirmado Kristine Barnett al ‘Daily Mail’. «Hacía declaraciones y dibujos diciendo que quería matar a miembros de la familia, enrollarlos en una manta y enterrarnos en el patio».

Será la Justicia la que decida quien tiene razón en este extraño suceso.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!