una lista unitaria con Naiara Davó al frente o batalla del sector «pablista»

Podemos ya se prepara para la Asamblea Ciudadana de la que tendrá que salir su nueva dirección en la Comunidad Valenciana. La cita, prevista para octubre si no cambia nada, se celebrará en un incierto escenario. De un lado, se encuentra el condicionante de lo que suceda a nivel nacional y la posibilidad de una repetición de elecciones, lo cual podría retrasar el proceso interno aunque la decisión ha de partir de la organización valenciana.

Son varias las voces dentro del partido que consideran que la fecha elegida por el actual secretario general, Antonio Estañ, no es la más adecuada. Entre ellas, Pilar Lima, quien encabeza el sector afín a Pablo Iglesias. En sus últimos mensajes a los afiliados a través de los canales internos de la formación, ha manifestado en varias ocasiones que no es el momento para la convocatoria al seguir pendientes de si se forma Gobierno y al entender que su formación ha de demostrar a nivel autonómico que son «capaces» de gestionar desde el Consell.

Aparte de la diputada, existen otros cargos del partido que entienden que habría que estudiar bien cuándo celebrar la asamblea ante el riesgo de desmovilización de las bases, abogando así por la opción de posponerla. El momento elegido por Estañ, sin embargo, contemplaba todos los escenarios nacionales, incluyendo la repetición de los comicios.

La incertidumbre también se traslada al modo en el que los morados afrontarán este proceso con un dilema: unidad o batalla. La sensación generalizada es de hartazgo ante los choques constantes, que se han evidenciado hasta el momento más reciente con la elección de la portavoz de Unides Podem en las Cortes Valencianas el pasado julio. Un voto escaso decantó la balanza en favor de Naiara Davó sobre Pilar Lima dentro del Consejo Ciudadano Valenciano (ejecutiva autonómica), lo cual reflejó una fractura que todavía se mantiene.

Pilar Lima, en las Cortes Valencianas
Pilar Lima, en las Cortes Valencianas – ROBER SOLSONA

La pregunta es si ésta se trasladará de nuevo a la Asamblea Ciudadana. Davó, que proviene de los «pablistas» pero es a su vez cercana a Estañ, se sitúa como favorita y podría concitar cierto consenso. De hecho, la intención de parte de la organización es lograr una lista unitaria que encabece ella.

Pero nada parece claro por ahora y fuentes de Podemos no descartan que pudiera presentarse algún perfil afín a Iglesias como Pilar Lima. Sector que considera que no habría que apostar por una dirección continuista a la de ahora.

En ese caso, el liderazgo podría estar bastante disputado, puesto que el «pablismo» cuenta con apoyos entre las bases de la Comunidad Valenciana. La victoria de esta facción dejaría una situación complicada a nivel interno, ya que cargos tanto del Ejecutivo autonómico como del grupo parlamentario no se adscriben en su mayoría a esa corriente.

El partido tendrá que elegir, una vez más, entre el enfrentamiento o la firma de la paz, si es que ésta es posible.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!