Una joven valenciana denuncia que Ryanair le impide viajar con su silla de ruedas

Guardar

Belén Hueso, una joven de 25 años de Alboraya (Valencia), quería pasar el puente de diciembre en Sevilla. Tenía el vuelo de vuelta a Valencia programado con Ryanair. Sin embargo, la aerolínea se ha negado a aceptar la silla de ruedas eléctrica de la joven, alegando que «no cabía en la bodega del avión».

La joven, en declaraciones a «Levante-EMV», explica que compró dos billetes e informó y cumplimentó la documentación requerida por la compañía para las personas con diversidad funcional que necesitan facturar la silla de ruedas.

Ryanair, en su web, especifica que «los pasajeros con movilidad reducida que viajen con silla de ruedas eléctrica deben avisar al menos 48 horas antes del viaje del peso y la altura de la silla de ruedas plegada. También se les pide a los pasajeros que traigan las instrucciones de uso de la silla de ruedas al aeropuerto».

Hueso cumplió con todo, pero la aerolínea rechazó su solicitud. Tras la información desvelada por «Levante-EMV» y la notoridad del caso, Hueso ha explicado que a los «50 minutos» le llamó Ryanair para informarle de que le devolvería el dinero.

Belén sufre Ataxia de Freidreich, una enfermedad que daña el sistema nervioso y afecta, especialmente, a la médula espinal y a los nervios que controlan los movimientos de los músculos de los brazos y las piernas. Ryanair llegó a ofrecerle una silla manual pero, por su enfermedad, la joven no puede usar este tipo de vehículo.

En 2018 publicó «Los músculos de la sonrisa», un libro en el que narra su experiencia y la realidad tras la ataxia, que también puede convertirse en un relato de esperanza.

A través de Twitter, no obstante, la joven ha explicado que «ojalá no me hubieran entrevistado, ojalá no se hubiera enterado nadie que voy a pasar el puente en Sevilla y ojalá no solo nos hicieran caso el día -marcado al calendario- de la discapacidad», lamentando la poca visibilidad de este tipo de problemas que viven a diario las personas con diversidad funcional.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!