Una gira histórica y unos archivos perdidos: la historia del nuevo documental de Martin Scorsese sobre Bob Dylan

C√≥mo fue que entrevistas nuevas e im√°genes de archivo jam√°s vistas fueron la semilla para ‘Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story’, un repaso incre√≠ble de una de sus mejores giras Cr√©dito: Netflix

Desde el principio del nue vo documental de Martin Scorsese Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story que se estrena hoy en Netflix , Bob Dylan trata de explicar la idea detr√°s de la legendaria gira de 1975/76, y al poco tiempo se pone nervioso. “Estoy tratando de llegar al centro de lo que es todo esto del Rolling Thunder”, dice, “y no tengo idea, porque ¬°no se trata de nada! Es simplemente algo que pas√≥ hace 40 a√Īos, y esa es la verdad. No me acuerdo nada de Rolling Thunder. Pas√≥ hace tanto tiempo que yo no hab√≠a nacido”.

Que la figura central de esta ca√≥tica fiesta m√≥vil diga que “no se acuerda nada” de la historia que se est√° por contar es una se√Īal temprana de que no va a ser un documental tradicional. La frase “Una historia de Bob Dylan” en el t√≠tulo ser√≠a otra pista. Y sin revelar demasiado, esta no es una secuela directa del documental de Scorsese de 2005, No Direction Home. Esa pel√≠cula hab√≠a usado entrevistas nuevas y un material de archivo que no hab√≠a sido visto para contar la historia de la carrera de Dylan hasta su accidente de motocicleta en 1966, siempre muy cerca del archivo hist√≥rico. Este nuevo repaso tambi√©n tiene entrevistas grabadas recientemente y un material de archivo maravilloso que incluso los fans m√°s duros de Dylan jam√°s han visto, pero est√° mucho m√°s enfocado en contar una buena “Historia de Bob Dylan” que en dejar que la historia se despliegue tal como ocurri√≥.

La Rolling Thunder Revue sigue siendo diferente de cualquier otra gira de cualquier estrella de rock importante. Empez√≥ cuando Dylan, meses despu√©s del lanzamiento de su obra maestra de 1975, Blood on the Tracks, quiso escenificar la ant√≠tesis de la onerosa gira por estadios que hab√≠a hecho con The Band el a√Īo antes. Inquieto y un poco nost√°lgico, invit√≥ a viejos amigos y socios como Joan Baez, Roger McGuinn, Allen Ginsberg y Ramblin’ Jack Elliott a una gira por teatros de la Costa Este y Canad√°. Los precios de las entradas ser√≠an bajos, y los recitales no se anunciar√≠an hasta un par de d√≠as antes.

Mir√° el trailer del documental

02:23

El nombre de Dylan ni siquiera aparec√≠a en las entradas; √©l era simplemente uno de los artistas que tocaban en el transcurso de estos recitales que muchas veces duraban m√°s de tres horas. Pero cantaba con una pasi√≥n feroz, que hab√≠a estado ausente de la gira de 1974, y ofreci√≥ algunas de las interpretaciones m√°s maravillosas de su carrera. Cada noche, mezclaba cl√°sicos como “The Lonesome Death of Hattie Carroll” y “A Hard Rain’s a-Gonna Fall” con un pu√Īado de temas de Blood on the Tracks y una selecci√≥n de Desire, su disco que a√ļn no hab√≠a sido editado. Dylan reclut√≥ a Mick Ronson de los Spiders From Mars de Bowie para que tocara la guitarra; la violinista Scarlet Rivera fue literalmente invitada al estudio cuando la vio caminando por la calle con su instrumento. Junto con el bajista Rob Stoner, el baterista Howie Wyethm, el guitarrista/pianista T-Bone Burnett, el guitarrista Steve Stoles y la steel guitar de David Mansfield, creaban un sonido explosivo noche tras noche.

“La idea era armar una gira, una combinaci√≥n de diferentes artistas en el mismo escenario para una variedad de estilos musicales”, dice Dylan en el nuevo documental. “No dir√≠a que era un variet√© tradicional, pero era una forma tradicional de variet√©…”. Despu√©s hace una pausa, y se lo ve asqueado de sus propias palabras. “¬°Esta es pura mierda in√ļtil!”, declara.

Durante el fragmento de la gira de 1975, Dylan estaba filmando la pel√≠cula Renaldo and Clara con los realizadores Howard Alk y David Meyers. La pel√≠cula -que mezcla im√°genes de recitales con escenas improvisadas con cada uno de los miembros de toda la troupe de la gira- no se estrenar√≠a hasta 1978, y fue ninguneada por casi todos los cr√≠ticos, que la consideraron un caos pretencioso e impenetrable. El corte original de la pel√≠cula era de cuatro horas, que representaban apenas una peque√Īa fracci√≥n de las im√°genes filmadas durante la gira.

Cuando lleg√≥ la hora de pensar en otro documental de Dylan tras el impresionante √©xito de No Direction Home, su equipo se dio cuenta r√°pidamente de que el material crudo del per√≠odo pod√≠a ser la base de una pel√≠cula incre√≠ble. Hab√≠a un √ļnico problema: “Se hab√≠a perdido el negativo”, dice una fuente cercana al entorno de Dylan. “Lo cual era horripilante. Parte del problema de las corporaciones es la consolidaci√≥n. Y en la consolidaci√≥n de nuestro sistema de almacenamiento, de alg√ļn modo el sistema de numeraci√≥n cay√≥. No hubo forma de encontrar el negativo. Y lo buscamos por todas partes. Man, por todas partes. Ahora est√° todo en Iron Mountain. Fuimos ah√≠ y no lo pudimos encontrar. Es muy triste. Mi peor miedo es que aparezca ma√Īana. Seg√ļn lo que sabemos, debe estar en el s√≥tano de alg√ļn coleccionista”.

Por suerte, s√≠ ten√≠an una copia de trabajo en 16mm de todo en sus archivos. “El t√©rmino ‘copia de trabajo’ lo explica todo”, dice la fuente. “Es la copia que us√°s para trabajar mientras edit√°s la pel√≠cula, para cortar las im√°genes en diferentes partes y despu√©s pegarlas con cinta. Por eso estaba toda rota. Nos pareci√≥ que iba a tener un aspecto muy cool, tipo a√Īos 70, pero Marty [Scorsese], sabiamente, dijo: ‘Tenemos que hacer que esto se vea muy bien, para que parezca del presente'”. Su equipo fue cuadro por cuadro y los restaur√≥ lo m√°s posible. “Ciertamente, no parece algo filmado hoy, porque tiene el grano y la textura del 16 mm”, dice la fuente. “Pero es hermoso”.

Nadie del equipo de Dylan sab√≠a exactamente lo que hab√≠a en esa copia de trabajo. Cuando la repasaron, les alegr√≥ encontrar escenas incre√≠bles, como Dylan y Joni Mitchell tocando “Coyote”, de ella, en el departamento de Gordon Lightfoot; toda la Rolling Thunder Revue ensayando para la gira en una sala en un hotel mientras unas viejas sorprendidas compet√≠an en un torneo de mahjong; Dylan viendo c√≥mo Patti Smith recitaba un poema en un club del East Village e interpretaciones maravillosas de canciones como “Hurricane”, “One More Cup of Coffee”, y “Knockin’ on Heaven’s Door”.

El equipo de Dylan empez√≥ a entrevistar a figuras clave de la gira, como Joan Baez, Roger McGuinn, T-Bone Burnett y Scarlet Rivera hace alrededor de 10 a√Īos, aunque Scorsese us√≥ las conversaciones con ellos de manera muy escueta; en el caso de Burnett y Rivera, no us√≥ ninguna entrevista nueva. “Ten√≠a muchas cosas de Scarlet de esa √©poca que encajaban mejor en la pel√≠cula que la Scarlet de hoy”, dice la fuente. “T-Bone estuvo fant√°stico, pero no entraba en la narrativa. Para √©l est√° todo bien, lo entiende”.

Dylan fue entrevistado hace dos a√Īos, en la √©poca en la que Scorsese finalmente se hizo de un tiempo para dedicarle la atenci√≥n al documental. “Ten√≠a que hacer un largo antes, y en esa √©poca tuvo muchas pel√≠culas dif√≠ciles e incre√≠bles”, dice la fuente. “No es que hubiera trabajado todo estos a√Īos seguidos en esto”. (Como en No Direction Home, Scorsese recibi√≥ las im√°genes de archivo de mano del equipo de Dylan, y le permitieron hacer la pel√≠cula que √©l quisiera).

Figuras que han muerto, como Jacques Levy y Mick Ronson, aparecen brevemente en las im√°genes de archivo, pero la pel√≠cula no se detiene a considerar sus roles en el paisaje mayor. “Hoy en d√≠a hay una cosa llamada Google; cualquiera que est√© interesado puede mirar los cr√©ditos finales e ir a Wikipedia y ver qui√©n es qui√©n”, dice la fuente. “Ese no es el estilo de Marty. El quiere re-contextualizar esto para que sea alguien que viva m√°s all√° de su momento, lo cual yo creo que logr√≥”. Los proyectos anteriores de Dylan hab√≠an sido lanzados por PBS y HBO. Rolling Thunder Revue es la primera realizada junto a Netflix. “Con la muerte del mercado del DVD y las tiendas, Netflix lo puede llevar a la gente de todo el mundo”, dice la fuente. “Hay un pueblo en la India que todos los a√Īos homenajea a Bob. Se llama Shillong. La gente ah√≠ va a poder ver esta pel√≠cula, y sin Netflix quiz√°s no hubieran podido”.

Si bien no quieren revelar demasiados secretos incrustados en la pel√≠cula, la gente de Dylan espera que se justifique verla muchas veces. “Esperamos que la gente la vea varias veces para desentra√Īar todos sus tesoros”, dice la fuente. “Las im√°genes de documental se pueden usar de cualquier forma que quieras para contar una historia, y lo que esperamos es que la gente descubra sus propios placeres en esta pel√≠cula”.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!