Una «estrategia ibérica» tratará de repoblar las regiones fronterizas

La despoblación, el envejecimiento, la falta de jóvenes y el menor ritmo económico son un «problema» a ambos lados de La Raya entre España y Portugal. Un mal compartido al que ambos países quieren hacer frente con una Estrategia Ibérica, para cuya puesta en marcha firmaron ayer un acuerdo en Valladolid el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro de la República Portuguesa, Antonio Costa. Lo hicieron durante la XXX Cumbre Hispano-Lusa celebrada en Valladolid. Una cuestión «clave» que afecta a ambos países, tal y como reconoció Sánchez, en el repaso a los siete acuerdos y declaraciones conjuntas que salieron del encuentro en la tarde de ayer, liderado por ambos mandatarios y al que también asistieron una decena de ministros de sendos países. También Antonio Costa expresó su «satisfacción» por que se sitúe como «prioridad» en la colaboración hispanolusa abordar el «problema» de la despoblación, especialmente en la zonas transfronterizas -como es el caso de Castilla y León, que ha reclamado en numerosas ocasiones que se aborde desde un ámbito nacional y europeo-, pues, advirtió, el desarrollo de estos territorios de La Raya, que avanzan a un menor ritmo, es clave para la cohesión que «queremos». Conexión con Europa Entre los acuerdos de la cumbre que fueron rubricados pasadas las 20.30 horas en el Palacio Real, otros que afectan también de forma directa a Castilla y León, como el «compromiso» de «concretar» la «tan deseada» conexión entre Zamora y Bragança, que permita ofrecer una «conexión directa» entre esta zona portuguesa limítrofe con la provincia zamorana, España y Europa, según destacó Antonio Costa. También, la asistencia mutua en protección civil en zonas transforterizas, «especialmente» en materia de lucha y prevención de incendios, destacó Pedro Sánchez. Una cuestión en la que, según el primer ministro portugués, ya se están llevando a cabo acciones «muy valiosas», con la intervención de medios para apagar esas llamas que muchas veces no entienden de fronteras y saltan de un lado a otro. Mina de uranio de Retortillo En lo que no entró Costa es en precisar su posición sobre la mina de uranio proyectada en la localidad salmantina de Retortillo, y que ha desatado las quejas en Portugal. El mandatario luso únicamente apuntó ya en la rueda de prensa que siguen recibiendo información para «ir siguiendo el impacto» y poder «dialogar». Reforzar la enseñanza del portugués y el castellano en uno y otro país o las «siempre difíciles» interconexiones energéticas fueron otros de los temas abordados en un encuentro que, según Sánchez, «vuelve a demostrar el excelente estado» de las relaciones entre España y Portugal. Una reunión «muy intensa» que «exige que nos volvamos a encontrar de aquí a poco» para «dar continuidad» a los acuerdos, señaló Antonio Costa, quien emplazó a celebrar en junio la siguiente cita. Magallanes y El Cano De la celebrada ayer en Valladolid, la capital anfitriona también sacó algo. De orillas del Pisuerga arrancará en abril de 2020 la exposición conjunta promovida por ambos países para conmemorar el quinto centenario de la «circunvalación» al plantea llevada a cabo Magallanes y El Cano. Una muestra con la que ofrecer una «visión del mundo para toda la humanidad» desde una perspectiva «progresista», señaló Costa. El alcalde de la ciudad, Óscar Puente, escuchó el anunció en persona durante la comparecencia, en la que ambos dirigentes mostraron su agradecimiento tanto al regidor vallisoletano como al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera -quien acudió a la recepción inicial- por la organización y acogida para una cita con encuentros bilaterales en diversas materias durante tres escasas horas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!