Una conmemoración en fase de cansancio

El ambiente tranquilo y contenido de la manifestaci√≥n, que desde las siete de la tarde llen√≥ el cruce entre la Gran V√≠a y la Rambla Catalu√Īa, contrastaba con la tensi√≥n que se vivi√≥ en este mismo lugar hace un a√Īo. Donde hace 365 d√≠as hab√≠a j√≥venes con el rostro tapado saltando sobre coches destrozados de la Guardia Civil ayer hab√≠a hombres y mujeres mayores ataviados con lazos amarillos de todos los tipos y tama√Īos gritando ¬ęlibertad presos pol√≠ticos¬Ľ con m√°s docilidad que convencimiento. Apenas dos semanas despu√©s de la Diada, el independentismo demostr√≥ otra vez su afici√≥n por sus ¬ęjornadas hist√≥ricas¬Ľ, pero evidenci√≥ cierto hartazgo. El acto tambi√©n supuso una reivindicaci√≥n de la figura de Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat cuando la Consejer√≠a de Econom√≠a, alojada en este punto de la ciudad condal, fue registrada en los d√≠as previos al 1-O. Tanto los funcionarios del departamento, hoy de nuevo en manos de ERC, como militantes y simpatizantes de este partido llenaron la concentraci√≥n de grandes pancartas con el rostro de Junqueras. M√°s all√° de esto, el acto sirvi√≥ para reivindicar la causa secesionista por parte de los partidos que respaldan esta opci√≥n en el Parlamento auton√≥mico. Y reiterar, en su opini√≥n y en la de los l√≠deres de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y √ímnium Cultural, organizadores de la concentraci√≥n, que ni Jordi S√†nchez ni Jordi Cuixart cometieron delito alguno el 20-S de 2017. No opina lo mismo el juez instructor del Tribunal Supremo. Ayer, orgullosos del 20-S estuvieron Torra, Torrent y la plana mayor del gobierno catal√°n.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!