Una calle despoblada cruz贸 los sue帽os de Laura con el depredador Montoya

Cuando Laura Luelmo ten铆a tres a帽os y empez贸 a asistir a la escuela infantil en Zamora, Bernardo Montoya ingres贸 por primera vez en la prisi贸n de Huelva. Una noche de diciembre de 1995 鈥撁﹍ ten铆a 27 a帽os y era toxic贸mano鈥, se col贸 por la ventana de su vecina Cecilia Fern谩ndez de 82 a帽os en Cortegana; la esper贸 escondido en el dormitorio de la anciana que viv铆a sola y le asest贸 seis machetazos en el cuello y uno en el costado. La dej贸 desangr谩ndose y se fue a su casa a esconderse. Montoya viv铆a con su mujer y sus dos hijos (una de la edad de Laura). All铆 lo detuvo la Guardia Civil. El a帽o anterior ya hab铆a atacado a su vecina para robarle y decidi贸 matarla para que no declarara contra 茅l en el juicio. 芦Era un bicho. Dijo que hab铆amos colocado pruebas falsas禄, recuerda el guardia civil Emilio D铆az, hoy jubilado, responsable de su arresto. 芦Cuando acab贸 el juicio y lo trasladamos me amenaz贸 con que me iba a esperar y al salir de la c谩rcel me iba a cortar el cuello. Es un t铆o fr铆o y calculador. Mala gente, de esa que no cambia禄.

L谩pices de colores

Laura amaba desde ni帽a los l谩pices de colores. Cualquiera que habla de ella se refiere a su sonrisa y su dulzura, tanto en Villabuena del Puente (Zamora), el pueblo de 700 habitantes del que procede su familia materna, como en la capital donde naci贸 y se cri贸. Bernardo Montoya, su gemelo Luciano y sus otros hermanos (siete) nacieron en Badajoz de donde era la madre. Manuel e Isabel, sus padres, emigraron a Lloret de Mar (Barcelona) hasta que en los a帽os ochenta volvieron a Cortegana, con algunos de sus v谩stagos, a la casa de la abuela que hab铆a vivido siempre integrada con sus vecinos y sin dar que hablar. Sus nietos gemelos acabar铆an provocando que el pueblo entero pidiera su expulsi贸n.

Cuando Laura era ya una adolescente de 15 a帽os y estudiaba en el colegio zamorano Sagrado Coraz贸n de Jes煤s, igual que sus dos hermanos, Violeta y 脕ngel, Bernardo Montoya lleg贸 a El Campillo, a 47 kil贸metros de Cortegana, en uno de sus primeros permisos penitenciarios. En 1997 hab铆a sido condenado a 17 a帽os y 9 meses de prisi贸n por asesinar a su vecina Cecilia, por obstrucci贸n a la Justicia y allanamiento. La sentencia le prohib铆a pisar Cortegana durante cinco a帽os. Su padre hab铆a comprado una casucha de 50 metros en la calle C贸rdoba, a las afueras de El Campillo, y all铆 fue a parar el recluso, a la calle ahora maldita.

El 26 de abril de 2008 sigui贸 a una chica de 27 a帽os de esa localidad que paseaba con su perro. Le coloc贸 un cuchillo en el cuello: 芦Como grites, te pincho, tira para abajo禄, la amenaz贸. El pastor alem谩n de la mujer lo impidi贸 y fue apu帽alado por el preso de permiso. La v铆ctima consigui贸 escapar. Solo le condenaron a un a帽o y seis meses por amenazas. Era la segunda vez que atacaba a una mujer con un cuchillo. 芦Es incapaz de seguir normas, insensible y agresivo. No tiene control de impulsos禄, explica a ABC un psic贸logo experto en monstruos como Bernardo Montoya al repasar su curr铆culum de depredador.

Los padres de Laura, Maite Hern谩ndez, funcionaria del servicio de Empleo de Zamora y 脕ngel Luelmo, ingeniero agr贸nomo de la Junta de Castilla y Le贸n, procuraron para sus hijos una buena educaci贸n y criaron a tres chicos libres y aplicados. Los tres la aprovecharon. Los tres han vivido en otros pa铆ses y han seguido form谩ndose. Laura amaba el arte y los museos, viajar y la m煤sica, pero manten铆a intacto el apego a los suyos. 芦Home sweet home禄, escribi贸 en su cuenta de twitter tras uno de sus viajes.

Cuando Laura Luelmo empez贸 a estudiar Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, Bernardo Montoya segu铆a en prisi贸n. Ya hab铆a atacado a un funcionario en Puerto III (C谩diz) porque le denegaron un permiso para ir al entierro de su madre. Hubo un tiempo en que en su m贸dulo le llamaban 芦el Mataviejas禄 al saber lo que hab铆a hecho a su vecina.

Laura complet贸 su formaci贸n con una estancia en la Universidad de las Am茅ricas en la localidad de Puebla (M茅xico) e hizo un M谩ster en Valencia para dar clases de dibujo en Secundaria y Bachillerato. 芦Work hard禄, escribi贸 en varias ocasiones. 芦Necesito tiempo para m铆 (pintura, ilustraci贸n (…) 驴alguien da m谩s?禄. Su novio desde que eran unos cr铆os, Te贸filo Jim茅nez, segu铆a orgulloso su proyecci贸n profesional.

Para unos meses

En 2015, Bernardo Montoya ya es un hombre libre pero no le iba a durar mucho. Se muda a la nueva casa que ha comprado su padre en Cortegana. Otra vez sus vecinas est谩n en peligro. El 30 de mayo asalta a otra de ellas. La mujer vive en la acera de enfrente y logra huir pero a la ma帽ana siguiente consigue quitar el bolso de un tir贸n a una anciana de 85 a帽os. Un a帽o despu茅s le condenan a dos a帽os y diez meses de c谩rcel por los dos robos y vuelve a la c谩rcel. Laura, mientras, expone sus magn铆ficas caricaturas cervantinas en la Biblioteca Nacional. Aparece espl茅ndida, rodeada de sus l谩pices de colores y sus creaciones, ajena al monstruo que duerme entre rejas en la otra punta de Espa帽a.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!