Una ayuda de Washington a la “pax cambiaria” en la Argentina

WASHINGTON.- Si se cumple la expectativa del mercado y la Reserva Federal recorta su tasa de interés de referencia esta semana, el presidente Mauricio Macri conseguirá una ayuda adicional en Washington para terminar de reencauzar la economía justo cuando más lo necesita, en la antesala de las primarias que comenzarán a definir la elección presidencial.

Si el año anterior las subas en la tasa de interés de la Fed ayudaron a gestar la “tormenta perfecta” que junto a los traspiés de política económica que cometió el Gobierno, la durísima sequía del campo, una mayor incertidumbre entre los inversores y la causa de los cuadernos desataron y alimentaron la corrida cambiaria que provocó la crisis económica, ahora un eventual recorte de tasas puede llegar a facilitar la continuidad de la “pax cambiaria” que le ha permitido al oficialismo remontar en las últimas encuestas y tener una esperanza de hilvanar un triunfo final en las urnas impensado en cualquier otro país en un contexto económico como el que vive la Argentina.

En general, la Argentina se ve beneficiada por un recorte de tasas en Estados Unidos y perjudicada con una suba. Hoy, una tasa de interés de corto plazo menor en Estados Unidos implica, cuando menos, una mayor liquidez y una fuente menos de presión sobre el dólar en tiempos en los que el Banco Central aún lucha contra la inercia inflacionaria y debe enfrentar una creciente incertidumbre ante la cercanía de las primarias, que se celebrarán el 11 de agosto, puntapié inicial del calendario electoral, que podría extenderse hasta una eventual segunda vuelta en noviembre.

En 2018, la Reserva Federal subió la tasa de interés en cuatro oportunidades. Esa “normalización” de la política monetaria que desterró una inédita era de dinero barato fue uno de los motivos, aunque no la causa principal, de la crisis cambiaria que se desató a fines de abril y provocó la crisis económica actual.

A su vez, esa decisión de la Reserva Federal les puso más presión al riesgo país y a los bonos argentinos, que estuvieron entre los activos financieros más castigados durante el último año. Una disminución de la tasa de interés ahora podría llegar a generar el efecto contrario.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!