Una australiana encuentra la firma de su abuelo en la cueva en la que se refugió en la Primera Guerra Mundial

La australiana Janet Pietsch ha podido observar de primera mano la firma de su abuelo en la cueva de Naours, en Somme (Francia), donde soldados canadienses, británicos y australianos se refugiaron durante la Primera Guerra Mundial, según recoge «BFM Tv».

Giller Prilaux, el arqueólogo de Somme Heritage, fue quien descubrió las firmas de estos soldados hace cuatro años. De las 3.000 iniciales, desde la institución aseguran que 2.000 eran de militares australianos.

Hasta este momento, el arqueólogo ha identificado 350 firmas en Naours y continúa actualmente su investigación. Así que no solo Pietsch, que se compró el billete de avión y voló 20.000 kilómetros para ver este vestigio con sus propios ojos, podrá conocer la historia de sus antepasados.

«Lo imagino escribiendo aquí su nombre. Fred fue uno de los afortunados, y después de la guerra tuvo una larga vida, hasta los 91 años. Es una gran historia, imagino que para otras personas es un momento triste porque sus antepasados murieron en la guerra, pero para mí es un momento muy feliz porque llegó a casa y fue parte de este maravillosa familia, mi familia, ha dicho Prilaux a «France Bleu».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!