Una abuela de 84 años tiene que dormir en un hospital después de que su hija la echase de casa

Emma Grimoldi es una mujer de 84 años que tiene que vivir en los pasillos del HospitalParoissien de Buenos Aires (Argentina) después de que su hija la echase de casa hace cuatro años porque quiere «vivir tranquila con su marido», según informa el diario argentino «Crónica».

Emma comenzó a quedarse en el hospital algunas noches porque una de sus hijas se encuentra allí interna, ya que sufre severas convulsiones y una insuficiencia pulmonar. Pero un día la anciana volvió a casa y se encontró con la cerradura cambiada, todas sus pertenencias en la puerta y a su otra hija negándole la entrada.

La madre de otra de las enfermas del hospital ha comentado que la anciana tiene las piernas «como macetas» de tanto dormir sentada. Emma tiene todos los papeles que la acreditan como la dueña de la casa y ya ha interpuesto una denuncia ante el Juzgado de Familia número ocho de Morón. Sin embargo, no ha recibido respuesta por parte de las autoridades hasta el momento.

El posible traslado de hospital de su hija complica aún más la situación de la abuela, que no tiene techo bajo el que dormir. Hace unas semanas volvió a la que es su casa para intentar convencer a su hija que la dejase volver. No obstante, ésta se mantuvo firme en su decisión, volviendo a dejar a la octogenaria en la calle.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!