Un tercio de los electores, dispuestos a cambiar su voto

La fragmentación política, con tres partidos que se disputan el espacio en el centro derecha, y la volatilidad del voto marcarán estas elecciones generales. La amplia oferta electoral a la que se enfrentan los votantes hace que la decisión sea más complicada para muchos de ellos, que cambian de opción y preferencia con facilidad. El dato está cuantificado en el barómetro de ABC/GAD3: un tercio de los españoles, en concreto el 35,6 por ciento, ven probable que cambie su voto hasta el día de las elecciones.

Menos del 60 por ciento asegura que no cambiará de criterio, pero lo cierto es que ese otro 35,6 por ciento es el que marcará las elecciones de forma definitiva. Ese voto fluctuante se observa sobre todo en el centro derecha, donde la competencia electoral es más amplia que nunca.

Los electores de Ciudadanos son los que más dudan en estos momentos: el 57 por ciento no descarta en absoluto cambiar de papeleta de aquí a las elecciones. En el caso del PP, los que ven probable el cambio de voto llegan al 31 por ciento, mientras que los electores de Vox también tienen sus dudas: el 32 por ciento admite que puede cambiar de opinión hasta el 28 de abril.

En la izquierda, el voto es más fiel a día de hoy: entre los votantes socialistas, el 24 por ciento asegura que puede cambiar de «chaqueta» antes de las elecciones. En el caso de Unidos Podemos, esa posibilidad llega al 29 por ciento. Los votantes nacionalistas tampoco se libran de esa volatilidad, pero en menor medida: el 23 por ciento ve probable cambiar de partido.

En las autonómicas andaluzas, el 31,4 por ciento de todos los electores decidieron su voto en la campaña y el día de las elecciones, según el CIS.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!