Un teniente de alcalde de Zaragoza vuelve a liarla atacando a los jueces

El comunista Alberto Cubero, teniente de alcalde de Zaragoza y uno de los más influyentes miembros del gobierno municipal que encabeza Pedro Santisteve, ha vuelto a liarla burlándose de los jueces. Hace ocho meses llamó «terroristas» a los magistrados que condenaron al rapero Pablo Hasel y a una periodista de ultraizquierda por enaltecimiento del terrorismo, y ahora ha dicho que le «importa un carajo» la sentencia de una juez zaragozana que ha declarado nulo de pleno derecho un acuerdo municipal adoptado por el gobierno municipal, de ZEC, la coalición trabada por Podemos e IU para las elecciones de mayo de 2015.

«A mí lo que diga la jueza me importa un carajo», ha espetado públicamente Alberto Cubero tras esta sentencia que llama al orden al gobierno municipal. El motivo es el acuerdo que adoptó en su día ZEC para resolver a la brava una contrata municipal –el servicio de atención telefónica 010- y pasar a la plantilla municipal a las trabajadoras de esa empresa externa.

La decisión unilateral que adoptó el gobierno de Santisteve, con Alberto Cubero como destacado valedor de la operación –además de ser teniente de alcalde se encarga del área de Personal y de Servicios Públicos-, acabó en los tribunales. Ahora, la titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número 4 de Zaragoza ha sentenciado que aquel acuerdo es nulo de pleno derecho, porque un acuerdo de esa índole no pudo ser adoptado unilateralmente por el gobierno municipal sino que es competencia del Pleno –de toda la Corporación- y, además, no se tuvieron en cuenta los reparos que hizo constar la Intervención municipal.

Esta sentencia no afectará a las trabajadoras que fueron incorporadas por el gobierno municipal a la plantilla del Ayuntamiento –están en calidad de personal laboral indefinido, no fijo-, pero es un nuevo varapalo judicial para el equipo de Santisteve, que lleva años acumulando reprimendas de los tribunales.

Lejos de aceptar este último fallo, Cubero se ha despachado con ese «a mí lo que diga la jueza me importa un carajo», para reiterarse en el procedimiento que siguió el gobierno municipal para con estas trabajadoras del servicio telefónico 010.

Cubero es conocido por sus salidas de tono. Hace escasos días, salió en defensa de la charla de una terrorista del Grapo con nueve asesinatos a sus espaldas, charla organizada en unas instalaciones municipales. El pasado mes de marzo puso el broche a un debate municipal con un «os jodéis» brindado, con micrófono abierto, a los grupos de la oposición. En junio, a través de las redes sociales, se mofó del asesinato de Carrero Blanco para criticar al ministro Pedro Duque:«Carrero también voló muy alto», dejó escrito Cubero junto a un fotomontaje del presidente franquista con atuendo de astronauta.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!