Un preso peligroso hiere a cuatro funcionarios con una cuchilla y un pincho

Un preso catalogado de peligroso por el régimen penitenciario provocó anoche varias lesiones a cuatro funcionarios de prisiones en el Centro Penitenciario de Las Palmas II. Armado con un «pincho carcelario» y una cuchilla atacó a los trabajadores que han tenido que recibir la baja médica como resultado de esta agresión.

El suceso se produjo cuando una enfermera y un funcionario procedían a entregar al interno su medicación. En ese momento, el preso les lanzó con agresividad un aparato de radio que lograron esquivar. Sin embargo, no tuvieron tanta suerte los cuatro funcionarios que procedieron a reducirle provistos de escudos y defensas pero sin casco, «puesto que los que les han facilitado en la prisión no son de la talla adecuada». Los funcionarios redujeron al preso con mucha dificultad dada su corpulencia y los objetos cortantes que esgrimía.

En esta actuación, todos los funcionarios sufrieron múltiples lesiones (brechas, inflamación ocular, heridas en manos y codos, hematomas, erosiones y rasguños en brazos y piernas, corte en el pecho, lesiones en la muñeca, contusiones…) y se encuentran de baja médica.

El CSIF denuncia la «falta de medios y recursos»

Este ataque se produce después de las acusaciones «irresponsables» realizadas por el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, sobre una supuesta huelga encubierta en Prisiones.

En este sentido, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en Interior y la mesa de negociación de Prisiones, reta a Interior a que investigue el suceso para ver si se trata de una «huelga encubierta» como dice o si por el contrario, se estaría hablando de un nuevo caso «por falta de medios y recursos» por parte de los profesionales que a diario mantienen el orden en el interior de las prisiones españolas.

CSIF exigió ayer la dimisión del ministro del Interior por poner en duda la profesionalidad del colectivo de Prisiones. Piden así a Instituciones Penitenciarias que «deje de atacar a este colectivo y afronte los graves problemas que sufre esta institución, tales como el importante déficit de plantilla que sufre, la inseguridad de sus trabajadores, como prueban las numerosas agresiones de las que son víctimas, o la precariedad salarial, entre otros».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!