Un juez tumba otro nombramiento de la alcaldesa de Móstoles por no cumplir los requisitos del puesto

Nueva polémica en el Ayuntamiento de Móstoles a cuenta de los nombramientos de Noelia Posse. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid ha tumbado la contratación de Jesús Miguel Espelosín como gerente de Urbanismo por no adecuarse a los requisitos del puesto. La sentencia llega en mitad de la cascada de designaciones a dedo de amigos y familiares de la alcaldesa, con cuatro escándalos en apenas dos semanas, y con un gran malestar en el PSOE de Madrid.

El auto, según ha adelantado la cadena Ser, concluye que Espelosín no cumple con el requisito de contar con 15 años de experiencia profesional, indispensable para desempeñar el trabajo, según las bases del concurso. El puesto, al que se presentaron ocho aspirantes, era para un cargo directivo «designado y cesado libremente por el alcalde». La convocatoria se presentó en febrero de 2018, el mismo mes en el que Posse llegó a la alcaldía de Móstoles, tras la dimisión de David Lucas.

La sentencia estima el recurso interpuesto y expone que Espelosín, militante socialista y licenciado en Arquitectura en mayo de 2004, no alcanza los años requeridos; la actuación administrativa «no se ajusta a Derecho».

Cinco «enchufes»

El escrito del juez no hace sino acrecentar la polémica sobre los cargos de confianza de Posse, que revelan un patrón de «enchufismo». El pasado viernes fue el penúltimo caso, tras conocerse que había aprobado una subida de sueldo de 800 euros a su expareja y empleado municipal, Gonzalo Sánchez Oliva. Si bien el Ayuntamiento de Móstoles negó este extremo, fue el propio secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, quien lanzó un mensaje a la regidora. «Los socialistas asumimos siempre las responsabilidades de nuestros actos», declaró el líder socialista.

Hasta la fecha se han producido cuatro renuncias por la relación entre Posse y sus nombramientos. La coordinadora de Gabinete de Alcaldía, Alicia Domínguez Villarino, dimitió la semana pasada tras saberse que es amiga personal de la regidora y que coincidió con el gerente del IMS, Luis Vázquez, que también se ha marchado. Más sonado fue la contratación de su hermana, Laura Posse, para controlar las redes sociales con un sueldo de 52.000 euros anuales y el ascenso de su tío, Héctor V. Posse.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!