Un iceberg gigante, al borde de desprenderse de la Antártida

En 2017, un bloque gigante se separó de la plataforma Larsen Fuente: Archivo

Tiene dos veces el tamaño de Manhattan; inquietud por los efectos del cambio climático

Dos grietas están convergiendo sobre la plataforma de hielo Brunt, en la costa norte de la Antártida, y pronto podrían originar un iceberg de aproximadamente el doble del tamaño de Manhattan. Cuando esto ocurra, liberará al mar una losa de hielo de aproximadamente 1700 km2, más del doble del área de los cinco distritos de la ciudad de Nueva York y que lo convertirá en el mayor iceberg en separarse de la plataforma de hielo Brunt desde 1915.

El 20 pasado, el Observatorio de la Tierra de la NASA compartió imágenes de la plataforma de hielo. En la foto, se puede ver una larga fractura serpenteando de sur a norte y que abarca la mayor parte de la plataforma. Otra, llamada Halloween, originada en octubre de 2016, se extiende de oeste a este a lo largo de la parte superior de la imagen.

Las dos fallas glaciales están a una distancia de aproximadamente tres kilómetros, y podrían demorar días o meses en encontrarse. Incluso cuando lo hagan, el iceberg que se forme en el Mar de Weddell no será el mayor engendrado por la Antártida. Podría incluso no llegar a integrar el grupo de los 20 más gigantes de la historia.

Lo que inquieta a los científicos es que el aumento de las temperaturas globales aceleró la pérdida de hielo en la Antártida, y el continente congelado generó muchos icebergs importantes en los últimos años. Uno enorme se separó de la plataforma de hielo Larsen C en julio de 2017, y otro aún mayor rompió el glaciar Pine Island en septiembre de ese año. En octubre de 2018, ese glaciar dio a luz a otro iceberg masivo, cinco veces más grande que Manhattan. Si bien esa formación es conocida por verter regularmente grandes cantidades de hielo en el mar, estos eventos ahora ocurren con mayor frecuencia, lo que genera preocupación acerca de cómo este proceso natural podría afectar el aumento del nivel del mar en un mundo en calentamiento, informó Live Science.

Los glaciólogos vienen estudiando estas plataformas heladas desde hace más de un siglo, por lo que no se sabe si estas fracturas se están produciendo con más frecuencia en esta región antártica, explicó Helen Fricker, glacióloga del Instituto Scripps de Oceanografía, a The Washington Post. Para la científica, no sería correcto vincular un solo evento con el cambio climático, aunque queda claro que el continente blanco está experimentando fuertes cambios por esta causa, pero en otras áreas geográficas.

La producción de icebergs es un proceso normal y natural que permite equilibrar la masa neta de la Antártida, ya que todos los años caen nevadas que aumentan la altura y la extensión de los mantos helados.

Aunque este no es un iceberg masivo, los investigadores temen que este proceso, si se acelera, podría desestabilizar las plataformas de hielo similares a Brunt y poner en peligro algunas de las bases que se emplean para realizar estudios geológicos y glaciológicos en la Antártida.

Dependiendo de dónde se fusionen las grietas, la estabilidad de toda la plataforma podría verse comprometida, dijo Joe MacGregor, un glaciólogo del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, al Observatorio de la Tierra.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!