Un edil tránsfuga de Podemos en Arganda lleva dos meses desaparecido

José Ruiz Martínez, concejal del Ayuntamiento de Arganda del Rey, lleva dos meses desaparecido. Tan solo se comunica con sus conocidos a través de las redes sociales, en las que cada vez tiene menos actividad y de las que ha borrado gran parte de su contenido. Este edil tránsfuga de Podemos -entró al Consitorio como número dos de Ahora Arganda, pero abandonó la formación por desavenencias con la portavoz- ha cortado todo tipo de contacto con la localidad. La última vez que acudió a un pleno municipal fue el 5 de diciembre; después, se esfumó sin avisar y casi sin dejar rastro. Nada más se ha vuelto a saber de él.

Fuentes del Ayuntamiento aseguran a este diario que Ruiz Martínez no percibirá su asignación mensual al no acudir, ni dar motivo de su ausencia, a la última sesión ordinaria, celebrada el 6 de febrero, ni a una comisión que tuvo lugar el 22. A principios de la legislatura se llegó a un acuerdo plenario mediante el que los concejales que no tienen dedicación exclusiva, como es el caso de Ruiz Martínez, cobrarían tan solo por asistir a los plenos y comisiones, unas dietas percibidas en 12 pagas que alcanzan los 1.200 euros, a pesar de que solo se celebran durante nueve meses del año. En enero sí las cobró, ya que no había cita oficial.

« Esta es su primera ausencia injustificada. Una vez que se consultó con el secretario del Ayuntamiento y se comprobó la normativa, decidimos que no cobrará. Estamos estudiando lo que pasará los próximos meses, ya que esta es una situación anómala. No sabemos si aparecerá o no», indican las mismas fuentes: «Los concejales solo pueden hacer uso de sus días libres en vacaciones. Si fuera de ese periodo deciden ausentarse más de un par de días, deben comunicarlo al alcalde. Él no lo ha hecho».

La preocupación por el edil traspasa las paredes del Ayuntamiento. «Su familia ha venido a preguntarnos si sabemos algo. A ellos tampoco les ha comunicado nada, como si se hubiese esfumado», explican trabajadores municipales.

La teoría que cobra más fuerza es que Ruiz Martínez, de 47 años, podría haber cruzado el charco y comenzar una nueva vida en América Central. En verano, coincidiendo con sus vacaciones, se fue una temporada a Nicaragua, un país del que «volvió enamorado» y donde podría haber montado un restaurante o bar de tapas, pero este aspecto también es una incógnita. «Sabemos que se llama “El Español” pero puede estar en Nicaragua o en cualquier otra parte», cuentan.

Desde que abandonó Ahora Arganda, el concejal no está adscrito a ninguna formación. Se fue del grupo municipal pero mantuvo su acta y, por supuesto, no renunció a sus retribuciones económicas. «No forma parte del Gobierno, ni siquiera apoyó la investidura del actual alcalde, Guillermo de Hita (PSOE)», hacen hincapié.

Otras polémicas

Lo cierto es que la actitud del edil, que se define como «defensor de los derechos sociales, el derecho a una vivienda digna y comprometido con los vecinos del municipio», ya ha dejado mucho que desear en otras ocasiones. En noviembre de 2017 fue detenido por un delito continuado de intrusismo laboral. Trabajadores de la Cruz Roja en Arganda lo denunciaron por utilizar las ambulancias de Protección Civil sin tener la titulación requerida para desempeñar tal función.

Él solo indica en su perfil municipal que es voluntario de la agrupación. Los denunciantes aseguraron también que Ruiz Martínez había socorrido en varias ocasiones a personas heridas sin tener esa formación, que es obligatoria para poder asistir. En esa ocasión, el alcalde socialista le instó a que entregase el acta, pero Ruiz Martínez se negó. Un año antes, el edil participó en la «okupación» de un bloque de 16 viviendas en Arganda, aunque no se quedó a vivir en ellas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!