Un desplante de Isco, ¿la gota que colmó el vaso de la paciencia de Solari?

Isco no atraviesa su mejor momento en el Real Madrid. Indiscutible con Julen Lopetegui, que dio al andaluz el timón de su equipo, no ha contado apenas para Solari. el nuevo técnico blanco no ha otorgado su confianza al centrocapista, que fue incluso el descarte de la expedición blanca en el choque de Champions contra la Roma.

Ante la prensa el técnico argentino ha asegurado que se trata de una decisión puntual y una de las versiones de la suplencia de Isco la atribuía a la dificultad y lentitud de la recuperación tras la operación de apendicitis del futbolista.

Sin embargo, también han salido a la luz varios roces entre el preparador y el jugador a propósito de la intensidad que el segundo pone en los entrenamientos y de sus suplencias. El más importante, adelantado por el programa ‘El partidazo’ de la Cadena COPE, habría sido la negativa de Isco de dar la mano a su «jefe» tras la derrota en Ipurúa.

Según explicó Miguel Ángel Díaz Solari dio la mano a todos sus jugadores tras la dolorosa derrota por 3-0, pero cuando llegó al malagueño, que solo jugó los últimos minutos del choque, este negó el saludo al técnico delante de sus compañeros. Un desplante que bien podría ser la gota que colmó el vaso de la paciencia de Solari a la hora de decidir dejarle en la grada en el trascendental partido de Roma.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!