Un centenar de coches en la manifestación de Vox en Vigo

Santiago Guardar

Algo más de un centenar de vehículos con unas 200 personas a bordo en total acudieron a la convocatoria de Vox en Vigo para recorrer sus calles en señal de disconformidad con el estado de alarma decretado por el Gobierno y cuya quinta prórroga fue aprobada la semana pasada en el Congreso.

«Es un éxito absoluto porque en Vigo no hay costumbre de que los conservadores nos manifestemos», aseguró a Efe el presidente de la gestora de Vox en la provincia de Pontevedra, Álvaro Díaz Mella. «Han hecho un estado de alarma para cubrir un estado de excepción. Eso lo tenemos más que publicado. No estamos conformes con este confinamiento, y como no estamos conformes hemos pedido autorización y nos estamos manifestando», ha añadido.

Los manifestantes estaban llamados a reunirse a mediodía en la Plaza de América a bordo de sus vehículos para bajar por la calle Coruña hasta Beiramar y seguir hasta Montero Ríos. Escoltados por furgones de la Policía Nacional, la Subdelegación de Gobierno les había concedido media hora de manifestación, lo que les permitía recorrer Beiramar tres veces, sin embargo la manifestación duró menos de lo esperado.

«Había riesgo porque había (conatramanifestantes) antisistema en la Plaza de la Industria y nosotros tenemos que velar por los integrantes de esta manifestación. Ha llamado la Subdelegación de Gobierno y hemos seguido las indicaciones de la Policía Nacional, que nos dijo que lo mejor era abortar», ha explicado Díaz Mella.

Pese a este percance y a los insultos que algunos motoristas dijeron haber recibido a su paso por las calles de Vigo, los manifestantes y sus vehículos engalanados con banderas de España y carteles en los que se podía leer ‘Libertad’ recibieron también algunos aplausos desde los balcones y a pie de calle.

«Está colapsada España», ha dicho al término de manifestación Díaz Mella. «En Madrid no se puede entrar, y lo bueno es que estamos en todas las capitales de provincia y por ende en Vigo, que es la décimotercera ciudad más poblada de España».

Tras las advertencias policiales de que lo más prudente era abortar la convocatoria, los manifestantes se fueron tranquilamente con sus coches engalanados haciendo sonar sus bocinas pero advirtiendo de que la de hoy no será, ni mucho menos, la última manifestación de repudio al Gobierno de coalición y a su gestión de la pandemia del coronavirus.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!