Ucraniagate: la amenaza del impeachment a Trump redefine la pelea electoral

Donald Trump Crédito: Ippóliti

De cara a los comicios de 2020, el presidente podría usar el proceso en su contra para victimizarse y activar sus bases; los expertos prevén una mayor polarización

WASHINGTON.- En apenas unos d√≠as, todo cambi√≥. Una conversaci√≥n telef√≥nica y una denuncia de un “topo” de la CIA trastocaron el tablero pol√≠tico de Estados Unidos, al desatar el esc√°ndalo m√°s grave de la presidencia de Donald Trump, que lo dej√≥ al borde de un juicio pol√≠tico y abri√≥ una verdadera caja de Pandora que empez√≥ a jugar en los c√°lculos sobre la carrera electoral del a√Īo pr√≥ximo.

El Ucraniagate provoc√≥ la tormenta que muchos cre√≠an que iba a surgir de la investigaci√≥n de Robert Mueller por el esc√°ndalo del Rusiagate, del cual la Casa Blanca y Trump lograron salir ilesos. Los dem√≥cratas parecen decididos a avanzar hacia un juicio pol√≠tico contra Trump, que, fiel a su estilo, rechaz√≥ todas las acusaciones, denunci√≥ una “caza de brujas”, y sali√≥ a fulminar a la oposici√≥n con el apoyo f√©rreo de los republicanos. El presidente busc√≥ volcar las sospechas sobre su principal rival pol√≠tico, Joe Biden, hoy, puntero en la interna dem√≥crata.

En Washington, el nuevo esc√°ndalo y los primeros pasos hacia un nuevo impeachment -el √ļltimo fue en 1998 contra Bill Clinton, por el esc√°ndalo de Monica Lewinsky- se sucedieron con un v√©rtigo in√©dito, y dejaron una primera y muy n√≠tida marca: ensancharon la grieta que divide al pa√≠s, un fen√≥meno que, al igual que en 2016, apunta a signar la campa√Īa presidencial de 2020.

Para los dem√≥cratas, Trump abus√≥ del poder al presionar al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para que investigara y aportara munici√≥n contra Biden, hoy por hoy, el candidato al que los sondeos ungen como su rival m√°s peligroso. Se apoyan en dos evidencias: la denuncia del “topo” de la CIA, escrita como informe de inteligencia, y el memor√°ndum con el resumen de la conversaci√≥n telef√≥nica entre Trump y Zelenski del 25 de julio, que la corrobora.

En esa charla, Zelenski le agradece a Trump la asistencia militar a Ucrania, que el mandatario hab√≠a congelado, y Trump acto seguido le pide un “favor”: primero, que investigue si Ucrania tiene informaci√≥n sobre los dem√≥cratas vinculada al esc√°ndalo del Rusiagate; segundo, que “mire” una supuesta sospecha de corrupci√≥n de Biden y su hijo, Hunter Biden, que jam√°s fue verificada. En 2014, cuando Biden era vicepresidente, su hijo fue nombrado director de Burisma, la empresa energ√©tica m√°s grande de Ucrania.

Trump y los republicanos buscaron instalar su relato: todas las acusaciones son infundadas, y la movida de los dem√≥cratas solo refleja su desesperaci√≥n por deshacerse de Trump. “Fue una llamada perfecta”, dijo el mandatario, una y otra vez.

Sin perder el tiempo, la Casa Blanca meti√≥ la pelea en la campa√Īa presidencial. “¬°Estoy limpiando el pantano!”, tuite√≥ Trump anteayer, junto a un video en el que acusa a Biden de extorsionar a Ucrania para proteger a su hijo de una investigaci√≥n; a los dem√≥cratas, de querer “robar” la elecci√≥n de 2020, y a la prensa, de ser c√≥mplice. Por la noche, en su √ļltimo acto p√ļblico del d√≠a en la Casa Blanca, fue recibido con un canto: “¬°Cuatro a√Īos m√°s!”.

Washington cerr√≥ as√≠ la semana m√°s caliente del gobierno de Trump con dos relatos, y dando los primeros pasos hacia un juicio pol√≠tico que promete dividir a√ļn m√°s al pa√≠s.

“Apuesto a que de esto emerge la misma naci√≥n polarizada, y casi todos los republicanos se quedar√°n con Trump, y casi todos los dem√≥cratas se opondr√°n firmemente a √©l”, anticip√≥ Larry Sabato, director del Centro para la Pol√≠tica de la Universidad de Virginia.

Sabato cree que es demasiado pronto para anticipar si un impeachment terminar√° da√Īando o beneficiando a Trump, h√°bil como nadie para salir ileso de los esc√°ndalos: sobrevivi√≥ a todo lo que la realidad le tir√≥ encima desde que anunci√≥ su candidatura a la presidencia.

De hecho, uno de los motivos por los cuales la l√≠der dem√≥crata en la C√°mara de Representantes, Nancy Pelosi, hab√≠a evitado a toda costa avanzar con un juicio pol√≠tico contra Trump era porque consideraba que es demasiado “divisivo”, y pod√≠a jugar a su favor. Pelosi y varios dem√≥cratas creen que la ofensiva contra el presidente puede llegar a encender a la coalici√≥n trumpista, un verdadero culto que guarda profunda devoci√≥n por el magnate.

“Los hechos cambiaron la situaci√≥n, y no pueden ser ignorados”, justific√≥ esta semana Pelosi.

Robert Shapiro, profesor de la Universidad de Columbia, coincidi√≥ en que es dif√≠cil anticipar si Trump saldr√° beneficiado o perjudicado, pero cree que, en √ļltima instancia, Trump sufrir√° un da√Īo. Shapiro cree que la posibilidad de que Trump sea acusado y luego destituido por el Senado es muy remota. Si ocurre, imagina una candidata alternativa: Nikki Haley, exembajadora de Trump ante las Naciones Unidas. Pero, por ahora, los republicanos se mostraron unidos detr√°s del magnate. No se vislumbra una fractura amplia.

“Una posibilidad m√°s realista es que Trump sea acusado, pero no condenado”, retoma Shapiro. Los dem√≥cratas, razona, avanzar√°n por una “cuesti√≥n de principios”, recostados en una riesgosa apuesta: que su base estar√° “m√°s movilizada” que la de Trump. Es el mismo c√°lculo que muchos hac√≠an en 2016. Trump, al final, rompi√≥ todos los pron√≥sticos, derrot√≥ a Hillary Clinton y sorprendi√≥ al mundo.

El camino hacia el juicio político

  • El secretario de Estado, Mike Pompeo, y otros funcionarios deber√°n comparecer en los pr√≥ximos d√≠as ante tres comit√©s de la C√°mara de Representantes.
  • Los dem√≥cratas afirman que esperan terminar la investigaci√≥n en cuesti√≥n de semanas, quiz√°s hacia fines de noviembre.
  • El presidente del Comit√© de Asuntos Jur√≠dicos, Jerrold Nadler, quiere una resoluci√≥n sobre el juicio pol√≠tico para fin de a√Īo.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!