«Tuve que decidir cuándo podía quedarme embarazada. Los hombres lo tienen más fácil»

Invitando a la bestia a cenar a casa. AsĂ­ empezĂł Zahara hace un mes la aventura de «Astronauta», su nuevo álbum. Este tĂ­tulo hace referencia a una de sus grandes aficiones: el espacio. Pero va más allá. Cuando estaba embarazada, una de sus amigas empezĂł a llamar asĂ­ a su hijo, lo que le dio la idea para crear todo ese universo que luego se convirtiĂł en su disco. Sin embargo, al final fue ella la que empezĂł a sentirse como una astronauta. «En todo el proceso del postparto, esas noches en vela dando el pecho, sintiĂ©ndome un poco perdida… Me sentĂ­a como una persona que deja la Tierra y se pone a buscar otros planetas sin saber si volverá o si habrá vida en otros lugares», confiesa en una entrevista con ABC durante un concierto enmarcado en la gira «CĂłmplices de Vibra Mahou en Madrid».

La maternidad ha sido el principal aspecto que ha tenido que afrontar Zahara al lanzar este nuevo proyecto, más complicado precisamente por ser mujer: «Todo es más fácil para los hombres, principalmente porque no tienen que plantearse tener un hijo. Yo tuve que organizar muy bien mi carrera profesional y decidir cuándo podĂ­a quedarme embarazada y tenerlo todo sĂşper atado, el cuándo me quedaba embarazada, cuándo iba a sacar el disco, la baja maternal… etc.». A su juicio, explica, hay una necesidad tanto por parte de las personas como de las instituciones de tener hijos, pero las condiciones no son las adecuadas por «falta de apoyo econĂłmico», entre otras cosas. «No existe una situaciĂłn de igualdad y paridad», denuncia.

Su reivindicación por esa igualdad entre mujeres y hombres es algo que está presente en este trabajo. «Hoy la Bestia Cena en Casa», el primer single del álbum en el que la cantante se muestra en contra de la gestación subrogada, se convirtió a las pocas horas de haberse publicado en una especie de himno feminista, algo que pilló a Zahara de sorpresa, pues asegura que estaba mucho más preocupada por las críticas que iba a recibir. «Tenía miedo, pero cuando empecé a ver las reacciones pensé en lo bonita que es la gente, lo bien encaminados que vamos y en qué bien se está entendiendo el feminismo. Que sea considerada como un himno feminista es la mejor noticia que se me podía dar», confiesa. La canción describe a la bestia, una persona sin valores ni escrúpulos, aunque la cantante asegura que no se ha inspirado en nadie en concreto, sino en cualquiera que «encarne los valores negativos de cualquier persona».

Dice Zahara que en el mundo de la música hay muchas «bestias», «y de las peores, porque llevan capa de aliados». Aunque el movimiento #MeToo no ha aterrizado en el ámbito musical como sí lo ha hecho en otros, la cantante asegura que se trata de un «mundo muy machista, que ha estado monopolizado por hombres que se retroalimentan». Pero esto está cambiando, cuenta, pues cada día son más los que se cuestionan cosas que hasta el momento daban por hechas y se esfuerzan por cambiarlas: «Igual que me he encontrado bestias, me he encontrado también muchas exbestias y gente que nunca lo ha sido. Las hay, pero ahora por suerte todo está cambiando mucho».

«Astronauta», dice Zahara, es un paso más en su carrera. Aunque reconoce que tras la interpretaciĂłn de Amaia y Aitana de su canciĂłn «Con Las Ganas» en la anterior ediciĂłn de OperaciĂłn Triunfo su popularidad tuvo un pico importante, el crecimiento que ha tenido como artista a lo largo de estos años ha sido algo paulatino, «pero muy constante»: «De “Santa” ¸—su anterior disco— hasta aquĂ­, he triplicado las escuchas en Spotify. De un millĂłn de escuchas al mes estoy en tres millones y pico. Es algo muy bestia». Pero la actuaciĂłn, confiesa, le hizo sumar más seguidores a los que ya tenĂ­a, algo satisfactorio, pues hasta el momento muchos de ellos solo conocĂ­an el tema que se cantĂł en el programa, «y es muy guay saber que la gente no se queda en esa canciĂłn».

Ser madre primeriza, estrenar disco y estar en uno de sus momentos de mayor éxito no hace que Zahara cambie su filosofía de vivir el día a día de la mejor manera posible. «Siempre estoy en mi mejor momento porque no tengo otro», concluye.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!